El presidente Sebastián Piñera, declaró zona de catástrofe en la provincia del Loa, Calama, ciudad a 1.600 kilómetros al norte de Santiago. Imagen: TeleSur.

En el extremo norte de Chile, las fuertes y prolongadas lluvias han ocasionado la muerte hasta el momento de 9 personas, un centenar de casa destruidas, minas paralizadas, vías cerradas, daños en la agricultura y un prolongado corte de agua potable, afirma la oficina nacional de emergencia.

El presidente Sebastián Piñera, declaró zona de catástrofe en la provincia del Loa, Calama, ciudad a 1.600 kilómetros al norte de Santiago, debido a que, en tres horas de fuertes lluvias recibió más de 12 milímetros de precipitación, según expertos esta sería la misma cantidad de agua que llueve en dos años.

Le puede interesar: Gobierno afirma que regulará el porte de armas

La oficina nacional de emergencia (Onemi) indicó que, desde la intensificación de las lluvias hace una semana a causa del fenómeno climático conocido como invierno altiplánico, se han contabilizado seis muertos, un centenar de viviendas destruidas y 140 con daños mayores.

Hasta el momento, la dirección de meteorología ha adelantado investigaciones en las que afirman que las precipitaciones continuarán durante el fin y comienzos de semana.