Clara Rojas en la Sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial de Paz. FOTO/ El Heraldo

En la mañana de este jueves, hizo acto de presencia ante la JEP, la ex congresista Clara Rojas, quien fue secuestrada por las Farc el 23 de febrero del año 2002, durante el gobierno de Andrés Pastrana, en un intento de ponerle fin al conflicto a través de una negociación, junto a Ingrid Betancourth en el departamento del Caquetá.

Llegó hacia las 9 de la mañana a la sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial de Paz, con el fin de esclarecer todo lo ocurrido durante su época de secuestro.

Patrocinado

En su declaración, indicó que, a pesar de esa dura experiencia, la escritura le ha ayudado a saldar un poco el dolor de lo vivido. Afirmó que una vez  salió del cautiverio, estudió inglés, alemán y francés, también se esforzó por volver a establecer los vínculos perdidos con su familia y con la sociedad en general, “debemos ponernos en la tarea de alcanzar la reconciliación, mediante un proceso en el que participen todos los actores armados”.

Aceptó que hablar sobre su secuestro no le agrada del todo, sin embargo, brinda su testimonio de vida, valor y resiliencia, porque cree en el proceso de justicia restaurativa para la recuperación, aunque, aclara, el proceso de perdón fue largo y doloroso.

De lo que fue su secuestro, escribió dos libros “A prueba de fuego” y “Cautiva”, el primero, ha sido traducido a trece idiomas y vendido en América Latina y Europa.