Colombia ocupa el segundo lugar en Latinoamérica por l0s altos niveles de contaminación del aire. Algo más de 19 mil personas fallecen por esta causa anualmente. Imagen: Kienyke

Según el último informe sobre la calidad del aire de la ONU, se hace necesario un llamado de atención a todos los países del mundo para que “tripliquen sus esfuerzos actuales y así lograr el objetivo climático de no llegar a incrementar la temperatura global en más de  2°C”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se han registrado más de 4.000 ciudades en el mundo con un promedio anual de partículas PM2,5 en cada región, ocasionando una gran cantidad de muertes al año debido a la mala calidad del aire.

Las PM, explica la Organización Mundial de la Salud, son partículas suspendidas en el aire en forma de polvo, hollín y humo, partículas que son emitidas por fuentes como los vehículos diésel, la quema de residuos y cultivos, y las plantas generadoras de energía eléctrica a carbón.

En la Plataforma Global de Calidad y Salud del Aire de la OMS “se combina el monitoreo de estaciones terrestres con datos satelitales para una visión integral de los niveles de contaminación del aire y su impacto en la salud”, según explica el portal de BreatheLife. Neumonías, accidentes cerebrovasculares y cáncer de pulmón son algunas de las consecuencias de vivir en las grandes ciudades del mundo.

Le puede interesar: Así se viven las marchas estudiantiles en el país

En nuestra América los países con los valores más altos en contaminación son en primer lugar México, seguido por Colombia, Argentina, Venezuela y por último Chile.

Colombia ocupa el segundo lugar en Latinoamérica por l0s altos niveles de contaminación del aire. Algo más de 19 mil personas fallecen por esta causa anualmente.  Según un estudio de BreathLife (Respira Vida) Bogotá registra un valor de 15 PM2,5 partículas suspendidas en el aire.

Aún considerando los “días sin carro” y algunas situaciones coyunturales como las marchas organizadas este 28 de noviembre en todo el país, la movilidad vehicular no ha transcurrido con la misma intensidad, esto ha generado la pregunta ¿Si se realizarán pausas de movilidad vehicular de gran impacto como el que ocasiona las marchas, mejoraría el aire de la ciudades capitales?