La comunicación es básicamente la forma en la que se transmite un mensaje entre un emisor y un receptor, pero cuando hablamos de comunicación asertiva, incluimos la actitud de esa comunicación, ya que es la forma en la que una persona expresa sus opiniones desde el respeto hacia el otro y de una forma clara y pausada.

“Se ha conceptualizado muchas veces como una habilidad social, pero realmente una acepción más acertada, implicaría que es un conjunto de habilidades sociales, que permitirían hacer transmisión de información de sentimientos, creencias, ideas y preferencias a otro individuo de una manera eficaz y sin sentirme incómodo” comenta Nataly Berrío García, psicóloga y docente de UNIMINUTO Seccional Bello, quien estuvo como invitada en el programa La Voz de la U.

Como conjunto de habilidades sociales para una correcta comunicación asertiva, está el tono de la voz adecuada, la intencionalidad apta, seleccionar el momento y las palabras indicadas y una postura corporal adecuada.

Respecto a la comunicación asertiva en las organizaciones, se convierte en una aptitud deseable para cualquier trabajador, donde la comunicación es el pilar fundamentar de la tarea laboral. Así, una de las muchas ventajas de la comunicación asertiva en el trabajo y en los negocios es la creación de un clima propicio para la presentación de ideas, opiniones y potencialización de valores con el respeto y la tolerancia, que optimizará las relaciones dentro del contexto laboral.

“La comunicación asertiva está teniendo una gran relevancia en las organizaciones porque tiene un gran impacto en lo que tiene que ver con la producción de valor, es decir, una organización que hace que sus clientes y usuarios estén más felices con ese valor agregado que se producen en la oferta de los servicios y los productos, pues obviamente va a ser una organización que va a tener mayores ingresos, que se va a sostener mejor en el mercado” comenta Nataly Berrío.

Por último, en el tema del día se abordó el asunto desde el eje de factores que impiden una buena comunicación asertiva, los principales obstáculos son: El tono de voz, que hace que el receptor comprenda intencionalidades que realmente no eran las que se tenían con la interacción comunicativa, la postura muy erguida puede ser interpretada como muy agresiva, el contacto visual indebido, no escuchar y suponer, entre otros factores.

En conclusión, la comunicación asertiva no es solo una forma de defender tus derechos o decir que no. Es una habilidad social que cada uno de nosotros debe emplear a la hora de relacionarse con las personas que nos rodean, para así contribuir a una vida más asertiva.

Deja tu comentario