El Gobierno Nacional no se va a echar para atrás en su nombramiento. Foto: Pacifista

En fechas pasadas se conoció que el analista político colombiano, Vicente Torrijos, era el candidato preferido para ejercer el cargo de director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), y efectivamente, este jueves 6 de diciembre se legalizó la firma del contrato.

Este hecho ha generado diversas voces de inconformidad, dado que según su hoja de vida, Torrijos tiene una evidente relación con las Fuerzas Armadas de Colombia y sobre todo, no reconoce la existencia de un conflicto armado en el país, pues ha indicado en varias ocasiones, que lo que existe es una incuestionable “amenaza terrorista”.

Otra de las críticas que gira en torno al nombramiento del ya director del Centro Nacional de Memoria Histórica, es su total apoyo al plan de gobierno del elegido presidente de Brasil Jair Bolsonaro, pues se ha referido al tema en varias ocasiones.

Pese a estas críticas, existe una que pesa más que las otras, y es el falso doctorado con el que solía presentarse ante las instituciones académicas y el cual, provocó su despido de la Universidad del Rosario, donde era profesor de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales.

Torrijos tiene una maestría en Estudios Políticos de la Pontificia Universidad Javeriana, pero nunca terminó su doctorado en Relaciones Internacionales, que estaba haciendo en la Universidad Complutense de Madrid- España.

Varios sectores afirman que él no está preparado para ejercer el cargo de director del Centro de Memoria, sin embargo, Susana Correa, directora del Departamento de Prosperidad Social, informó a través de una entrevista brindada al diario El Tiempo, que él sí cumple con los requisitos necesarios para ejercer el cargo, y que ante este hecho, el Gobierno Nacional no se va a echar para atrás en su nombramiento.