El desafío de Egan Bernal Foto/Noticias de Cali

Tras apoyar a Chris Froome y Geraint Thomas en el Tour de Francia, el Team Sky le entregará este año al colombiano Egan Bernal la responsabilidad de ser el líder del equipo en la primera de las grandes del 2019, en el Giro de Italia.

Este reto es de suma importancia para el colombiano ya que tendrá que defender la corona que Froome obtuvo en el 2018. Era la primera vez que la escuadra británica lograba obtener ese título, ya que lo más cerca que había estado fue en 2013, cuando Rigoberto Urán fue segundo a 4 minutos y 43 segundos de Vincenzo Nibali. Ahora, el Sky le pone sus fichas a otro colombiano.

Frente a esta responsabilidad tan grande, el colombiano se siente muy seguro de sí mismo y afirmó que El Giro es una carrera que le gusta. “Viví en Italia tres años, por lo que tengo muchos amigos allí y me gustan mucho los fanáticos italianos. Conozco las carreteras y quiero hacer una buena carrera”, dijo.

Por otra parte el zipaquireño indicó que tiene otro reto aparte del Giro, también tiene que defender el título del Tour Colombia 2.1, el cual se correrá del 12 al 17 de febrero, para esta competencia el Sky contará con Froome.

“Estoy muy emocionado de hacer el Tour Colombia. ¡Será la primera carrera con Froome allí, así que queremos hacerlo bien. Estaré en casa y quiero hacer una buena carrera para los aficionados, para mi familia y para Colombia”, afirmó Bernal.

Froome también explicó y entregó su declaración y su decisión de no defender la corona en el Giro. “Tengo algunos recuerdos sorprendentes del año pasado, pero creo que, con el Tour de Francia como mi principal objetivo, probablemente sea mejor que me salte el Giro de Italia en el 2019”, dijo. “Estoy llegando al punto en mi carrera, ahora que estoy empezando a pensar qué tipo de legado quiero dejar y si puedo ganar el Tour de Francia por quinta vez y unirme a ese grupo de élite de ciclistas sería increíble, solo cuatro personas más lo han hecho”, afirmó.

El colombiano tendrá que perder el menor tiempo posible en las contrarreloj y luego sacar provecho en la montaña, la cual aparecerá en el remate de la carrera, antes de afrontar un nuevo reto al cronómetro de 15,6 kilómetros, en la última fracción.

Cabe resaltar que no es un reto fácil pero Bernal, con solo 22 años tiene la confianza de un equipo gigante para salir ganador.