La imagen muestra el lado trasero izquierdo del fuselaje, incluida una parte del registro de la aeronave. Foto: Twitter AAIB

La noticia fue confirmada por la Agencia Británica de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB) que aseguró en su comunicado que dentro del avión, en efecto, había un cuerpo pero desconocen a quién pertenece.

Se lee en el comunicado de la AAIB que sus especialistas “recuperaron el cuerpo que previamente se había visto entre los restos (…) y que las dos familias ya fueron notificadas las dos familias: la de Emiliano Sala y la del piloto británico David Ibbotson.

La operación se llevó a cabo de la manera más digna posible y se mantuvo a las familias informadas del progreso“, enfatizó el parte de prensa.

Fuente: El Clarín

El avión no fue rescatado

La agencia confirmó que las pésimas condiciones climáticas en la zona impidieron poner a flote el avión. “Desafortunadamente los intentos de recuperar los restos del aparato no tuvieron éxito porque las pobres condiciones climáticas forzaron al ROV (nave que explora el océano) a regresar al barco. El pronóstico meteorológico es malo para los próximos días y fue adoptada la difícil decisión de cerrar la operación”, explicó el comunicado.

De quién es el cuerpo

Sobre este aspecto los británicos dijeron que “el cuerpo está siendo llevado a Portland para que pase al cuidado de los forenses”, explicaron también que serán los forenses quienes se comunicarán con los familiares.