A partir de un nuevo material llamado disulfuro de molibdeno (MoS2), se puede crear un dispositivo para que se realice el objetivo de cargar los celulares. Imagen: Revista Fibra

Tomás Palacios, ingeniero español de la mano con su equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets en Estados Unidos, desarrolló un pequeño dispositivo capaz de transformar las ondas electromagnéticas del wifi en electricidad de corriente continúa, la cual, se encarga de alimentar los smartphones, computadoras y cualquier sensor o aparato de tecnología “warable” como los relojes inteligentes.

A partir de un nuevo material llamado disulfuro de molibdeno (MoS2), se puede crear un dispositivo totalmente flexible sin una estructura tan compleja, para que se realice el objetivo de cargar los celulares.

¿Cómo funciona este dispositivo?

El material llamado disulfuro de molibdeno (MoS2), es un semiconductor que ayuda a conectar la señal wifi que recoge una antena y conectarla con el dispositivo. La señal se desplaza por medio de ese material, que se convierte en ondas eléctricas que alimentan las baterías o alimentan otro tipo de circuitos.

Según Palacios, “lo que presentamos es una nueva forma de alimentar los sistemas electrónicos del futuro usando la recolección de energía de las señales wifi”.

Le puede interesar: ¡Ojo! Colombia hará su primera exportación de Cannabis

De igual forma, este científico asegura en La revista Nature que, “Cuando tienes uno de estos dispositivos, estás recolectando energía las 24 horas del día, los 7 días de la semana […] se podría cubrir el escritorio con un mantel electrónico y aunque solo esté en el escritorio, estaría recolectando energía todo el tiempo”.

En el momento, las pocas rectenas flexibles fabricadas, operan a baja frecuencia, debido a que, continuarán los experimentos por el grupo científico, pues en las pruebas se ha demostrado, que el dispositivo puede producir una frecuencia alrededor de 40 microvatios de potencia cuando se expone a los niveles normales de las señales de wifi, lo que por ahora es suficiente para iluminar la pantalla de un celular.