Campaña de prevención Hepatitis C / Foto de la Fundación Idefarma

Si nos dijeran que para controlar y en algunos casos curar pacientes que sufren de esta enfermedad en nuestro país, necesitamos de US $2.976.737.000,  según cifra del COMPES  155 de política farmacéutica nacional,  valor que supera la inversión total en el sistema de salud, quizás le pondríamos atención a una enfermedad que sigue creciendo y que las farmacéuticas mundiales no dan su brazo a torcer para llevar a costos razonables los medicamentos necesarios y urgentes que se requieren en el mundo.

Se contagia preferiblemente  por vía parenteral, en diálisis, transfusiones, trasplante de órganos, cirugías, procedimientos odontológicos, manicure, pedicure, tatuajes o pircings realizados en deficientes condiciones de aseo y esterilización, además del uso inadecuado de drogas inyectables. Por eso se ha creado la campaña “Regálate un minuto” para entender que es la enfermedad, los problemas financieros para su atención y la responsabilidad que cabe en el sector de atención médica, odontológica y de manera especial al público en general, que considere los riesgos adicionales  que implica el uso de inyectables y de agujas en su cuerpo.

Una enfermedad silenciosa, traicionera, de alto riesgo y terriblemente costoso su tratamiento, pone en evidencia la necesidad de informarnos de sus características, prevención y de manera especial, su relación con el uso de narcóticos en todas las edades. En “el último café” una franca conversación con representantes de la campaña y de la fundación IFARMA, que luchan por hacer posible el acceso amplio y justo de medicamentos.

Hepatitis C, un enemigo que está ahí y del cual debemos cuidarnos porque su tratamiento esta fuera de cualquier presupuesto y solo la prevención y la información nos pueden ayudar a evitarla.