Las consultas populares para decidir sobre la explotación del suelo y subsuelo en municipios como Cajamarca, Tolima, , son un claro ejemplo que las comunidades llaman al Estado a ser más presto en la defensión de sus intereses sobre los de grandes multinacionales Imagen: energéticoshttp://asogravas.org

Esta ponencia hace referencia a que, las consultas populares, el mecanismo de participación de diversas comunidades de Colombia, que luchan contra el extractivismo por ejemplo, no tengan ninguna incidencia en proyectos mineros energéticos, por la decisión tomada por el Ministerio de Minas y Energía.

La ministra María Fernanda Suárez Londoño afirmó para el Espectador que su cartera, “tiene el compromiso para desarrollar territorios sostenibles,convencidos de que el diálogo y el trabajo en equipo es la manera más efectiva para mejorar las prácticas del sector y seguir aportando al desarrollo territorial.”

De igual manera esta aprobación es una seguridad jurídica para el sector minero energético, incentivando la inversión y reactivación del desarrollo socioeconómico del país.

Sin embargo no todos en Colombia apoyan esta decisión, como es el caso de el gobernador de Nariño, Camilo Romero, quien manifiesta su desacuerdo mediante su cuenta de Twitter.