La mirada desde el pedal femenino de la Vuelta Colombia

Paola Muñoz y Jennifer Puentes visitaron a EntreTiempo en cabina. Foto tomada de Archivo.

La Vuelta a Colombia Femenina 2017 se corrió del 24 al 29 de octubre. En esa competencia participaron más de 100 ciclistas de diferentes nacionalidades y 21 equipos que se estrenaron en la categoría internacional UCI 2.2. La competencia dejó experiencias satisfactorias en el pelotón y una imagen positiva de visibilización, sin embargo falta mucho más por cubrir en cuestión de patrocinio del ciclismo femenino tanto en Colombia como en Latinoamérica.

Los paisajes del país sorprendieron a Paola Muñoz, ciclista chilena perteneciente al grupo Cycling Girls y actual campeona panamericana de ruta, quien contó su experiencia en la competencia y sobre la concepción del ciclismo femenino en el continente en su visita por la cabina de UNIMINUTO Radio. Junto con ella estuvo Jennifer Puentes, ciclista del mismo equipo de Paola, proveniente de Bogotá que con 20 años ha participado en carreras representativas de juventud.

 

El ciclismo femenino en Chile no es tan avanzado como lo es en Colombia como lo dijo Paola, pues no existen carreras como la que se realizó en el país y considera que la Federación Chilena de Ciclismo debe aprender de la colombiana. Sin embargo en la Vuelta a Colombia ella tuvo protagonismo al momento de apoyar a su líder, Lilibeth Chacón, y así fue como disputó las etapas de montaña. También, la chilena notó la gran disposición por parte del equipo que dio fruto de trofeos y medallas.

 

Paola Muñoz en la Vuelta Colombia Femenina. Foto tomada por Anderson Bonilla.

Parte de la realidad del deporte en Colombia

Por otro lado, antes de llegar a la bicicleta, Jennifer pasó por los patines y mencionó que falta más apoyo para el Patinaje Profesional en Colombia debido a que no es un deporte olímpico, por eso los patinadores y sus familias tienen que cubrir de su bolsillo para participar en los torneos a nivel nacional. Al no ser considerado un deporte olímpico, esta bogotana aseveró que: “La mayoría de países no lo consideran así. Falta más espectáculo en las carreras, ya que son muy monótonas”.

 

El ambiente que se vivió en las carreteras para Paola fue muy gratificante al ver que los espectadores de la carrera gritaban y elogiaban a las ciclistas. Además, esta mamá deportista encontró como “particular” el hecho patriótico de que todos los días se escuchaba el himno nacional.

Dejar la familia, los amigos, tipos de comida o fechas especiales son los sacrificios que Jennifer y Paola han tenido que vivir para dar con amor todo de sí en este deporte.

 

Para entender más este deporte desde el lado rosa, Paola contó que las pruebas de ciclismo consisten en menos de tres semanas por las condiciones físicas de la mujer para realizarlas. En competencias como el Giro de Italia, la diferencia es muy marcada porque se nota el profesionalismo y apoyo económico que los equipos europeos tienen para asistir a sus corredoras.

Deja tu comentario