Las tragedias que no nos importan

Frontera colombo-venezolana. Imagen de Pulzo.com

“Los que celebran con gozo que los venezolanos se vayan de Cúcuta solo porque son diferentes y necesitan oportunidades, ponen de manifiesto quiénes son los miserables. Váyanse, les dije de nuevo, este país merece morir en sus cien años de soledad”.

Con este texto inicia su texto Charli Spansky en Colombia 2020 de El Espectador.

Su lectura nos induce a pensar que no sólo las tragedias individuales, son las que vale tener en cuenta. Ni que todos los venezolanos son responsables de las situaciones que promueve su gobierno. Tampoco los ciudadanos del común en Colombia somos responsables de las torpezas de los dirigentes. Al final, todos somos víctimas.

Es este sentimiento el que nos lleva una vez más, a pensar en las formas que tenemos como personas del común para cambiar los esquemas en busca del bien general. Y en eso, las elecciones que se avecinan, son una oportunidad enorme.

El audio de la conversación en la cabina de En medio del trancón:

 

Deja tu comentario