El candidato presidencial Jair Bolsonaro, respondió positivamente todas las publicaciones que lo favorecian/ Foto: RPP

El próximo 28 de octubre se llevará a cabo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil. El candidato del partido Social Liberal, Jair Bolsonaro, lidera las encuestas de intención de voto con un favoritismo de un 58%, superando al candidato del partido de Los Trabajadores, Fernando Haddad, por 16 puntos electorales.

Dicha disputa ha sobrepasado todos los ámbitos sociales en Brasil, hasta llegar a los campos de futbol. Varios ex-futbolistas de las selección brasileña han hecho evidente su apoyo al candidato de extrema derecha, entre ellos,  Ronaldinho, Rivaldo, Cafú y Edmundo, reconocidos por haber liderado a la selección Verde-amarela, al título de la Copa del Mundo en el 2002.

PatrocinadoLos Tejos

Ronaldinho, en su cuenta oficial Twitter hizo una publicación junto con una foto con el número 17, en la cual deja clara su postura política a favor de Bolsonaro: Por un Brasil mejor, deseo paz, seguridad y alguien que nos devuelva la alegría. ¡Yo elegí vivir en el Brasil, y quiero un Brasil mejor para todos!

Cabe resaltar, que el numero 17 simboliza el partido político de Bolsonaro y ha estado presente durante toda su campaña presidencial.

Así mismo, a través de su cuenta de Instagram, el ex futbolista del FC Barcelona Rivaldo, hizo público su apoyo a dicho candidato.

A raíz de estas declaraciones, el exfutbolista brasileño Juninho Pernambucano ha criticado que sus ex compañeros de selección apoyen abiertamente a un candidato que, como él indica en una entrevista dada a El País Brasil, “es un extremista” y no justifica que por la desesperación social, de querer cambiar la izquierda en el gobierno, se le apoye.

“Nosotros vinimos de abajo, fuimos creados con la masa. ¿Cómo vamos a quedarnos del lado de allá? ¿Apoyar a Bolsonaro , mi hermano? Pernambucano a El País.

Bolsonaro es hoy el candidato con mayor favoritismo, sin embargo, se ha caracterizado por ser de extrema derecha y ha hecho evidente, en varias ocasiones, su desagrado por los gays, mujeres y negros, a quienes llama “Macacos”.