El decreto regirá a partir del 1 de enero y finalizará el 31 de diciembre de 2019. Foto: Perú21

El presidente de la República, Iván Duque firmó el Decreto 2362 de 2018 el cual, flexibiliza la prohibición al porte de armas en el país. Así lo confirmó el mandatario a través de su cuenta de Twitter indicando que:

“He firmado el Decreto 2362 que mantiene suspendidos los permisos para el porte de armas en el territorio nacional, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019. El derecho a autorizaciones especiales se mantiene. El monopolio de las armas debe estar en manos del Estado”.

Según esta medida, se mantendrá la interdicción por un año más, sin embargo, existirá un permiso especial para aquellos ciudadanos que, dentro de su potestad, indiquen que necesitan un arma y cumplan con los requisitos considerados. Para ello, el Ministerio de Defensa podrá evaluar las solicitudes y otorgar la autorización solo “por razones de urgencia o seguridad”.

Ante la firma del decreto, varias posturas o bancadas en el gobierno han criticado dicho argumento, señalando que estas nuevas condiciones propuestas para el porte de armas, podrían resultar en una oleada de violencia y abrir la puerta a nuevos grupos paramilitares en Colombia. No obstante, el gobierno nacional indica que esta decisión ayudará a los ciudadanos a defenderse de la agresión y por ello desarmará a los criminales.

Sobre esto, el senador Gustavo Petro afirmó que “con los permisos especiales para porte de armas entramos de nuevo a la seguridad vista como autodefensa. La extrema derecha no puede entender que portar armas es sinónimo de inseguridad y que la seguridad no se mide en número de muertos”.

Cabe recordar que en 1994, tras el decreto 356, el Gobierno autorizó la creación de las Convivir, las cuales según el proyecto apoyarían a la Fuerza Pública en su función defensiva, principalmente, contra la criminalidad rural.

Otro punto que ha sido duramente criticado, fue el de las condiciones en las que se reveló el documento por parte del congresista del Centro Democrático, Álvaro Uribe, quien filtró el decreto dos días antes de ser firmado por el presidente de la República.

También están quienes dicen que el documento fue manipulado por el senador sin el consentimiento del primer mandatario y aun así se firmó, esto, según expertos, sigue poniendo en duda la capacidad del Iván Duque para gobernar.

Por lo pronto, la medida ya autorizada, comenzará a regir a partir de enero del próximo año.