FOTO: Sputnik Mundo

La sonda New Horizons de la NASA recibe el año con un impresionante e histórico sobrevuelo por uno de los cuerpos celestes más distantes y nunca antes alcanzado. Se trata de Ultima Thule que está ubicado a 6.400 millones de kilómetros de distancia de la tierra.

Este acontecimiento es, sin lugar a dudas, el mayor avance de la ciencia en los últimos tiempos, pues de las fotografías que se obtengan como resultado del sobrevuelo a esta roca, se podrán tener teorías concretas del origen del sistema solar.

Cabe destacar que la Ultima Thule fue descubierta en el año 2014 por medio del telescopio Hubble, cuando este rodeaba los entornos del planeta Plutón para fotografiar con mayor cercanía los cuerpos celestes más interesantes.

La transmisión de imágenes no se podrá hacer en directo, sin embargo la primera señal se enviará unas diez horas después del sobrevuelo, solo hasta entonces se sabrá si el procedimiento fue exitoso. La sonda deberá tomar unas 900 imágenes en cuestión de segundos mientras recorre unos 3.500 kilómetros.