Un desconocido manglar que cuenta con cerca de 8.700 hectáreas verdes que crecen en el golfo de Morrosquillo en la esquina norte del País, tiene la capacidad de adaptarse a las situaciones de cambio climático según la Fundación Natura Colombia.

Los manglares que son hogar de miles de peces y pastos marinos también cuenta con árboles que son capaces de transformar el carbono en mayor potencia que los imponentes bosques amazónicos.



Gracias a la Fundación Natura e Invemar y la Unión Europea se han conseguido 1.4 millones de Euros para financiar el proyecto MAPCO (Manglares, pastos marino y comunidades).

Con el propósito de apostar a un ecosistema amable con el medio ambiente asociando estos manglares al cambio climático global, MAPCO se convierte en el primer proyecto del país y uno de los primeros en el mundo en apostar a esta iniciativa.

La función ambiental estaría centrada en adquirir manglares de Cispata en el mercado mundial de carbono, las empresas y organizaciones venderían y comprarían bonos de carbono para mejorar los indicadores ambientales.

Por: Alejandra Cubillos Bermúdez