Mucho se habla de la ley y sus modificaciones que trata el tema de la posesión de narcóticos incluyendo la marihuana. La dosis personal, la cantidad mínima para no ser procesado, pero más allá de eso entender que los delitos alrededor de este negocio de muerte son punibles y que representan cárcel para el infractor.

Un ciudadano afectado por estas circunstancias, el camino legal es denunciar ante las autoridades a distribuidores. Los consumidores serán procesados si están distribuyendo. Generalmente una crisis de consumo o una sobredosis, llevará al enfermo a los servicios médicos de urgencia, es en ese momento cuando queda inscrito como paciente de enfermedad adictiva.

Banquete del Millón 2019

El tema no termina allí, si se ve involucrado en la muerte por sobredosis, lo primero es avisar a las autoridades, que tendrán la misión de establecer el modo y la causa de la muerte de la victima de estas dicciones. Si no se avisó a tiempo y no se prestaron los debidos servicios médicos de urgencia por no avisar de la emergencia, ya tiene un problema legal.

Hay otros delitos que se desprende del consumo. La necesidad de tener dinero para adquirir la dosis diaria, lleva con facilidad a los pacientes a delinquir, en menor o mayor grado, hasta el punto que se puede ver incluido en grupos o bandas de traficantes, atracadores,o rateros de todo tipo.

La ley castiga estos delitos y en este capítulo de la serie de “El último café”, abordamos estas realidades jurídicas con el abogado Rafael Abuabara, especialista en estos temas, además con la compañía del toxicólogo Dr.Yhon Carlos Hernández.

El último café