Se apagan las luces, se abre el telón. Se puede escuchar el sonido de las tablas crujiendo por los pasos de siete mujeres. Hay murmullos cuando en medio del escenario aparece una mesa con unas gafas, una camiseta de fútbol, un cuaderno, una falda y una foto. Los dueños de estos objetos ya no están con nosotros, pero sí en la memoria de sus hijas, esposas y hermanas… 

Suena una melodía nostálgica que con fuerza retumba en el interior de un teatro. De fondo la actuación natural más sentida  y afligida de cada actriz que desnuda su alma en el escenario, acompañadas de un cúmulo de objetos simbólicos y pesarosos, elementos que componen “Renace como el Fénix”, su obra teatral. Allí cuentan como el conflicto armado interno les arrebató a sus seres queridos en la Toma del Palacio de Justicia, en la masacre de La Rochela y en algunos asesinatos extrajudiciales.

Feliz Navidad y venturoso 2020 les desea UNIMINUTO Radio

Video:

Galería Fotográfica:

Empieza la obra. Melissa Perafán es la primera en saltar a las tablas. Foto: Camilo Castillo
En el acto Luz Carvajal y de fondo la canción favorita de su esposo Yul. Foto:Camilo Castillo
Milena, Pilar y Yolandasalen al escenario a narrar el antes y el después de sus historias. Foto:Camilo Castillo
En un momento determinado, aparece una familia feliz que se sienta a la mesa. Esto es una muestra de cómo era su vida antes de perder a sus seres querido. Foto: Camilo Castillo
“El momento más feliz”: Yolanda, en esta escena es la madre, Luz el padre yMelissa el hijoLos tres miran fútbol y animan a la selección Colombia a ganar el partido. Foto:Camilo Castillo
Justo cuando se encuentran extasiados de la emoción, retumba al fondo el desconcertante sonido de terror y misterio. Esto indica que finalmente ha llegado la muerte. Foto: Camilo Castillo
En otro instante irrumpen en el escenario Pilar haciendo el papel de una niña que es acompañada de su madre. Ella le lee un cuento a su hija antes de dormir. Foto: Camilo Castillo
Camilo Monroy interpreta varios papeles en la obra. Es el único hombre que salta a escena. Foto: Camilo Castillo
Este fragmento de la obra representa las amenazas que sufren las victimas del conflicto, los líderes sociales y los funcionarios judiciales a diario. Foto: Camilo Castillo
Gynneth es una campesina en la obra. En sus brazos carga a su hijo mientras se pregunta ¿qué será de su futuro? Foto:Camilo Castillo
Aunque el futuro es incierto… el amor y la esperanza pueden con todo. Foto:Camilo Castillo
La segunda parte de la obra muestra la vida de las mujeres después de perder a su ser querido. No solo fue su fallecimiento, sino lo que de él se derivó en su entorno familiar. Foto: Camilo Castillo
Melissa Perafánrepresenta la justicia colombiana. Foto: Camilo Castillo
Valentina, Milena, y Luz con los folios de sus casos en las manos, piden justicia. Foto: Camilo Castillo
Valentina, interpretando a su madre que suplica verdad y justicia ante un sistema indolente. Yolanda representa el papel del Gobierno, que de todas las formas posibles trata de ocultar la verdad. FOTO: Camilo Castillo
Camilo por su parte, interpreta a un líder social amenazado. Foto: Camilo Castillo
El final cada mujer hace un homenaje a su familiar con el objeto que los representa. Foto: Camilo Castillo
El investigador Yul Germán escribió esta carta a su hija, quien para entonces solo era una niña, antes de salir para La Rochela. Él sospechaba que no iba a volver. Foto: Camilo Castillo
Luz en medio del final la abraza… Es su forma más simbólica de hacerle un homenaje al amor de su vida. Foto: Camilo Castillo
La escena final de la obra. Melissa muestra las gafas de su padre Hugo Hernán Perafán. Foto: Camilo Castillo
Marta Gómez – Para la guerra, nada.