En Tailandia en las últimas horas falleció una gran tortuga verde protegida gracias a los excesivos residuos de plástico que llegan a los océanos del mundo.

El animal murió luego de engullir plástico y goma, lo que le impidió alimentarse con regularidad, la tortuga que fue arrastrada hasta la orilla de una playa tailandesa recibió atención inmediatamente por un equipo veterinario que horas más tardes manifestó que los múltiples esfuerzos fueron en vano.

Patrocinado


Weerapong Laovechprasit miembro del equipo veterinario afirmó que el 50% de las tortugas que son arrastradas a las orillas están enfermas y por esta razón se les dificulta nadar, también explicó que este porcentaje ha ido en aumento en comparación con años pasados.

El triste hecho sucedió luego de la muerte de una ballena quien también fue víctima de los desechos plásticos que han convertido a los océanos un vertedero de basuras.

Una invitación a medir el consumo de productos con envases y envolturas plásticas, a llevar a cabo un proceso de reciclaje que logre frenar el impacto del ser humano sobre la tierra.

Por: Alejandra CB