El gavilán langostero, también llamado Águila Cuaresmera, nombre que recibe por su visita de paso durante la época de cuaresma en la región del Tolima, ya no se avista en la misma cantidad sobre los cielos de Ibagué.

Posiblemente la caza indiscriminada de estas aves rapaces ha influido en el desvió de la ruta migratoria, que anteriormente la Capital Musical disfrutaba con la visita de miles de Águilas Cuaresmeras en sectores aledaños al Cañón del Combeima, lugar donde se aglomeraban para realizar un breve descanso y alimentarse antes de continuar su viaje hasta Argentina.

AutopautaVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo
Migración Águila Cuaresmera

Autoridades oficiales han registrado denuncias de la ciudadanía que afirman escuchar disparos por la zona aledaña al Cañón del Combeima, posiblemente cazadores furtivos que en base a creencias acerca de la carne afrodisiaca dan fin al instinto migratorio de la especie por el territorio tolimense.

Miembros de entidades públicas incitan a la comunidad y visitantes de la zona de avistamiento del ave a realizar las respectivas denuncias.

Atentar contra la vida de estas águilas incurre en sanciones legales por infracción de carácter ambiental con consecuencias privativas de la libertad.

Autoridades ambientales incentivan el respeto por la avifauna con el fin de que las futuras generaciones puedan apreciar el majestuoso acto de la naturaleza y su visita por la región.

 

Escrito por: Alejandra Cubillos Bermúdez

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo