"La petición no tiene el afán de buscar el enfrentamiento, sino de sacar a la superficie esa parte de la historia y que todos podamos pedir perdón y reconciliarnos" López Obrador

El rey Felipe VI no pedirá perdón a México por los abusos cometidos por los españoles durante la conquista como le ha reclamado el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha advertido este martes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

El Gobierno español considera que “la llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”.

AutopautaVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo

Andrés Manuel López Obrador envió una misiva, el pasado 1 de marzo, al rey de España y otra al Papa, “para que se haga un relato de agravios y se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos. Hubieron matanzas, imposiciones”.

El gobierno español lamentó profundamente que se haya hecho pública la carta que el Presidente de México dirigió al Rey Felipe VI. Agrega que “nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria”.

Pero éste no es el único caso de gobiernos que solicitan disculpas, otras administraciones se han aventurado a solicitar el perdón de instituciones que han agraviado a su población, como lo hizo Canadá a los pueblos originarios por forzarlos a perder su cultura e idioma y a los judíos por no recibirlos en la Segunda Guerra Mundial, Japón por la ocupación colonial en Corea del Sur, Theresa May a los países caribeños que fueron sus colonias, el presidente francés Macron se disculpó por desapariciones forzadas en Argelia y el papa Francisco en su visita a Bolivia a los pueblos indígenas del continente Americano.

“No vamos a caer en ninguna confrontación, ni con el gobierno de España ni con ningún gobierno. Es un planteamiento que creemos conveniente para hermanar más a nuestros pueblos. El poder es humildad, no prepotencia. Aclarar que sí enviamos las cartas y por respeto no las dimos a conocer y no lo vamos a hacer hasta que se considere prudente por respeto al Gobierno español y al Papa Francisco”, insistió el presidente mexicano a la prensa internacional.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo