En 1934 España estaba convulsionada por una cruel persecución a católicos por parte de comunistas, masones y la extrema izquierda. En pocos meses fueron destruidos más de mil templos católicos y otros dos mil dañados. Desde 1936 hasta 1939, los comunistas españoles asesinaron a 4100 sacerdotes, 2300 religiosos, 283 religiosas y miles de laicos.

Entre las víctimas se encontraban siete jóvenes colombianos de la Comunidad de San Juan de Dios, que habían sido enviados a España a perfeccionar sus estudios de enfermería y a asistir a los enfermos que vivían en un centro médicos ubicado en Ciempozuelos, cerca de Madrid.

IR AL ESPECIAL

Podcast del Bicentenario

Un recorrido radial para la gesta libertadora.

A aquel lugar llegó el gobierno comunista español para ordenarles que abandonen sus labores y las dejen en manos de empleados marxistas (desconocedores de la medicina y de la dirección de centros médicos). Tras este suceso los jóvenes fueron hechos prisioneros y llevados a una cárcel de Madrid.

La cancillería colombiana en el país pudo intervenir y consiguió que los jóvenes sean puestos en libertad. Además, su comunidad gestionó los pasajes y viáticos para su retorno a Colombia.

No obstante, antes de abordar el tren que los transportaría a Barcelona, de donde partirían a Colombia, oficiales del gobierno comunista español los asesinaron. El Dr. Ignacio Ortiz Lozano,  Cónsul de Colombia en España en ese tiempo, los identificó en el Hospital Clínico del país y dio aviso a la congregación religiosa.

Pese a las protestas por parte del gobierno colombiano y de la cancillería en España, el gobierno comunista no realizó ninguna investigación pertinente, dejando sin castigo a los responsables del asesinato.

Hoy se conmemora el recuerdo de siete religiosos que fueron beatificados por el entonces papa Juan pablo Segundo en 1992, convirtiéndose en los primeros beatos del país latinoamericano. Los nombres de los mártires eran Juan Bautista Velásquez, Esteban Maya, Melquiades Ramírez de Sonsón, Eugenio Ramírez, Rubén de Jesús López, Arturo Ayala y Gaspar Páez Perdomo de Tello.