sdr

El Veinte de Julio es un lugar obligatorio de peregrinaje para todos los creyentes, la parroquia del Divino Niño Jesús es uno de los lugares más visitados durante la semana santa, ya que en la iglesia construida por la obra de la Familia Salesiana y en cabeza del Padre Juan del Rizzo, trajo consigo la figura del Divino Niño que hoy reposa en la parte posterior de la iglesia en su su altar donde es venerado por miles de fieles.

Pero no solo es la iglesia y su divino niño su único atractivo turístico y de peregrinaje, este sector es uno de los barrios más populares y con mayor tradición. Ubicado en la localidad de San Cristobal, este barrío representa una tradición que trasciende lo religioso, y donde por sus calles se ven bastantes personas de la tercera edad.

La iglesia esta rodeada por un sin fin de tiendas de artículos religiosos, “Por estos días lo que más se vende es la figura del señor caído y el cristo en la cruz” afirma Alba una de las vendedoras de las tiendas que rodean la plaza de la iglesia. Sin embargo la figura del Divino Niño Jesús no deja de ser la más vendida, ya sea en estampita, estatuilla o medallita.

AutopautaEstrenol

Pero no solo el mercado relacionado con artículos religiosos, su plaza de mercado es una de las más concurridas, por estos días también forma parte de esa dinámica económica que gira alrededor de la semana santa en este barrio.

“Las hierbas aromáticas y los aceites es de las cosas que más vienen a buscar porque la gente busca hacer sus rituales para las buenas energías” afirmó doña Blanca, una señora que lleva 40 años de su vida trabajando en la plaza de Mercado.

El pescado seco y la cachama son de los alimentos que más se venden por esta época por ser epoca de vigilia, además de la venta de verduras, por estos días mercar en una plaza mayorista permite tener al alcance una gran cantidad de productos del agro colombiano.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo