Reuters

Con más del 97 por ciento de los votos contados, el partido conservador Likud de Netanyahu reunó suficiente apoyo para controlar 65 de los 120 escaños de la Knesset y ser nombrado para encabezar el próximo gobierno de coalición. Sería su quinto gobierno como primer ministro.

Benjamin Netanyahu, logró un camino claro para la reelección, con partidos de derecha y religiosos dispuestos a darle una mayoría parlamentaria a pesar de una contienda cerrada contra su principal retador centrista, mostró un conteo de votos.

AutopautaVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo

El presidente Reuven Rivlin dijo en Twitter que comenzaría a reunirse la próxima semana con los partidos políticos que obtuvieron escaños en el parlamento para escuchar a quiénes apoyan para el primer ministro.

En las sesiones, que Rivlin dijo que se transmitirían en vivo “para garantizar la transparencia”, luego seleccionará un líder del partido para tratar de formar una coalición, dándole al candidato 28 días para hacerlo, con una extensión de dos semanas si es necesario. Netanyahu se convertirá en el primer ministro israelí con más años de servicio, superando al padre fundador del país, David Ben-Gurion. Aún así hay sombreas en la estabilidad de su permanencia en el poder por temas de corrupción, aún así algunos analistas predicen que puede intentar aprobar una ley que le otorga inmunidad, como líder en ejercicio.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo