El porte legal de armas en Colombia ha sido uno de los temas en los que se ha centrado la opinión pública, particularmente en los últimos meses. Es necesario tener en cuenta que somos uno de los países con los índices de violencia más altos del mundo, donde Colombia ocupa el quinto lugar en muertes por armas de fuegosegún un estudio publicado por el Journal of the American Medical Association (JAMA), realizado en 2016.

En términos absolutos Colombia fue el quinto país en este escalafón con 13.300 muertes, que lidera Brasil, con 43.000 víctimas, y le siguen Estados Unidos (37.200), India (26.500) y México (15.400).

En Colombia se calcula que hay cerca de 2 millones y medio de armas ilegales que están en poder de los diferentes grupos ilegales y delincuencia común, según Cristian Garcés, Representante a la cámara en representación del Centro Democrático.

Además, Garcés agregó que el propósito es reglamentar el porte de armas en casos específicos en los que las personas, debido a sus actividades cotidianas, estén en riesgo.

Sin embargo, esta iniciativa ha tenido bastantes críticas por parte de varios sectores, sobre todo de la oposición, que temen por el recrudecimiento de la violencia y que piden se analice si de verdad es necesario brindarles a los ciudadanos la posibilidad de acceder al porte de armas.

“Muchas veces no se cree en el Estado social de derecho: el Estado tiene unos poderes concretos que regulan la sociedad”, aseguró Luis Guillermo Guerrero, director del (CINEP) Centro de Investigación y Educación Popular.

Ojo al Sancocho es un proyecto que promueve la democratización de la cultura audiovisual en Colombia, a través de procesos de participación, gestión y formación entre la comunidad, el estado y diferentes actores sociales, y que tiene por uno de sus objetivos que las comunidades cambien las armas por propuestas artísticas en el campo audiovisual.

“Lo que hemos hecho desde el comienzo es quitarle los niños, las niñas y los jóvenes a la violencia y entregarles una cámara, junto a unos talleres para que puedan desarrollar su proyecto de vida” tal y cómo lo afirma Daniel Bejarano, integrante de Ojo al Sancocho

En un país como Colombia cuyo conflicto armado ha afectado en su mayoría a poblaciones vulnerables, el debate sobre la reglamentación para el uso y porte de armas es una problemática que le compete a toda la ciudadanía.

Escuche aquí el programa completo: