La nueva tecnología que genera restricciones políticas y judiciales.

Huawei Technologies demandó al gobierno de Estados Unidos argumentando que una ley que limita sus negocios en ese país es inconstitucional, y aseguró que está luchando contra un gobierno empeñado en sacar a la empresa de los mercados globales.

“El Congreso de Estados Unidos ha fallado repetidamente en presentar pruebas que respalden sus restricciones sobre los productos de Huawei. Estamos obligados a llevar a cabo esta acción legal como último recurso”, dijo en un comunicado el presidente rotatorio de Huawei, Guo Ping.

“Esta prohibición no solo es ilegal, sino que también restringe a Huawei de participar de una competencia justa y, en última instancia, perjudica a los consumidores estadounidenses. Esperamos el veredicto de la corte”, agregó.

AutopautaEstrenol

La demanda la presentó en una corte federal de Texas que impugna la Sección 889 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), promulgada en agosto por el presidente estadounidense, Donald Trump, la cual prohíbe a las agencias federales y sus contratistas adquirir equipos y servicios de la empresa china.

Huawei aseguró que sus “equipos y servicios están sujetos a procedimientos de seguridad avanzados”, y no se han documentado (…) vulnerabilidades de seguridad intencionales en cualquiera de los más de 170 países del mundo donde se utilizan los equipos y servicios” de la empresa.

Es la mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo y aspira a estar a la vanguardia del despliegue mundial de redes y servicios móviles de quinta generación (5G), que facilita el internet de las cosas, entre otros servicios.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, dijo que no tenía información sobre si el gobierno de su país también buscará tomar acciones legales contra esta ley estadounidense, pero sostuvo que la decisión de Huawei es “totalmente razonable y comprensible”.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo