No somos sostenibles, Alemanía

Luego de más de 18 horas de negociaciones, los líderes de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y del Partido Socialdemócrata (SPD) acordaron el paquete de medidas para la protección del clima. Según informaron círculos cercanos a la coalición, una comisión independiente deberá verificar si se cumple con la hoja de ruta para alcanzar los objetivos climáticos hasta 2030.

La meta es que en el 2030, las emisiones de gases invernadero deberán ser un 55 por ciento más bajas en comparación con los valores de 1990. A partir de 2025, las calefacciones de aceite combustible estarán prohibidas. Quien cambie las calderas antiguas por modelos más ecológicos obtendrá un reembolso de hasta un 40 por ciento de los costos totales.

Banquete del Millón 2019

Uno de los principales puntos debatidos fueron si se aumentarían los aranceles sobre las emisiones de CO2, o si se introduciría un comercio a través de certificados de dichas emisiones. Esta última alternativa parece ser fue la que se impuso, según informan diversas fuentes.

En cuanto a las medidas para reducir las emisiones de CO2, la coalición alemana de gobierno acordó un aumento del precio de los combustibles para disminuirlas en el tráfico automotor y en la construcción.

En las negociaciones se hizo evidente que los gastos de calefacción y aquellos generados por conducir un automóvil serán más altos. A cambio, caería el precio de la electricidad, y viajar en tren se volvería más barato.

Mientras esto sucede en Alemania, desde Sídney a Sao Paulo, miles de alumnos cerrarán sus cuadernos este viernes, y participarán de una “huelga escolar por el clima”, que deberá constituir uno de los mayores llamados a la acción vistos hasta ahora.

En total están programados más de 5.000 eventos en todo el mundo, en una secuencia que debe terminar en una enorme manifestación en Nueva York, donde se espera la participación de más de un millón de estudiantes.

La campaña busca movilizar niños y jóvenes para que adopten un papel más activo y convenzan a los adultos de tratar la cuestión climática con toda seriedad, por ello, piden que políticos y empresarios tomen las dramáticas medidas necesarias para detener el calentamiento global, que, según científicos, conducirá a una catástrofe ambiental.

El continente australiano vive cotidianamente los debates por el cambio climático, ya que las transformaciones ambientales se tornaron un dato diario de la realidad.

Australia es uno de los mayores exportadores de carbón y aún autoriza enormes minas que generan empleos y han apuntalado tres décadas de crecimiento económico ininterrumpido.

Pero también sufre de las consecuencias del cambio climático. En años recientes ha vivido enormes sequías, numerosos incendios forestales, inundaciones devastadores y la decoloración de la Gran Barrera de Coral.

En Brasil la crisis de los incendios en la Amazonia, es una de las causales de protestas y la posibilidad de denunciar las políticas del presidente Bolsonaro ante el uso del territorio, reúne a los jóvenes del gigante de latinoamérica.

Ficha de búsqueda
Descripción
Alemania anuncia un plan de 54.000 millones para combatir la crisis climática, los partidos de la coalición gubernamental dirigida por Angela Merkel alcanzaron el acuerdo sobre una estrategia para combatir el cambio climático.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo