Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Buena suerte, Leo grande: Un abordaje al autodescubrimiento

Durante la pandemia mundial, muchas cosas tuvieron que adaptarse y el cine no fue la acepción. Varias películas se rodaron en limitadas locaciones a causa de la emergencia sanitaria y sus espacios fueron reducidos al mínimo, tal como se muestra en ‘Buenas suerte, Leo grande’. Esto también hace que su fuerza argumentativa deba concentrarse más en un guion sólido, compuesto de un mensaje claro, sin olvidar por supuesto la construcción visual.

Por: Daniel Rojas Chía

El largometraje dirigido por la directora australiana Sophie Hyde conserva ese corte visual independiente, simple, pero acertado; acompañado de la gran presencia en pantalla de la actriz, comediante y guionista británica Emma Thompson con un desconocido, pero sorprendente Daryl McCormack.

- Patrocinado -

La película muestra a una mujer llamada Nancy Stokes (Emma Thompson) la cual decide contratar a un joven trabajador sexual, llamado Leo Grande (Daryl McCormack), con el deseo de probar y disfrutar algo que nunca ha tenido y toda su vida se ha rehusado a buscar para sí misma y su autoconocimiento como el placer. Con la excusa de sentir por primera vez un orgasmo, aprende mucho más de sí misma y de su vida de lo que hubiera podido imaginar.

La cinta muestra desde su arranque el conflicto de Nancy Stokes y el dilema con su propia historia, como también en la búsqueda de algo que supuestamente no puede ser nombrado gracias a todo lo que cree correcto, dejando de lado su sexualidad y gozo personal. Gracias a esta búsqueda de nuevas y sensaciones, encuentra conveniente contratar a quien pueda ayudarle a conseguir esas experiencias que fueron tan esquivas en su matrimonio y que fueron limitadas solo a esa figura masculina. 

Imagen tomada de la web

Es así como se encuentra con Leo Grande y su experiencia con las sensaciones de su cuerpo que fueron tan limitadas con ella. Él, siendo un trabajador sexual, parece conocer a fondo las necesidades de sus clientes, permitiendo que Nancy tome la confianza suficiente para que entable una conversación con ella misma y tomar esa decisión de sentir placer sin remordimientos.

El peso narrativo y dramático de la cinta recae completamente en sus diálogos y la interacción de los dos personajes, logrando por momentos una química que impulsa positivamente a la historia, acompañada de una dirección compuesta de planos abiertos que permite construir la relación de los dos personajes en el mismo espacio, ya que casi toda la cinta se desarrolla allí.

La directora acertadamente logra enfatizar los conflictos de cada personaje, exigiendo un nivel actoral importante en sus dos protagonistas, pero sin duda Nancy es la que lleva el mayor peso dramático de la historia.

Imagen tomada de internet.

En cuanto a la narración visual de la película, no tiene mayores sobresaltos ya que se muestra una clara intención por compenetrar al espectador con las situaciones, sin dejar que nada distraiga demasiado. 

Debo decir que uno de los aciertos de la cinta es que las situaciones se acercan sutilmente a quien la ve a muchos niveles, logrando un buen alcance en los mensajes que se van construyendo dentro de la película. Mensajes como los de Nancy que propone un proceso de autodescubrimiento, de encontrar nuevamente su belleza entre el paso del tiempo, sus vivencias y nuevas experiencias, parece por momentos solo centrarse en la figura femenina, pero no considero que sea así. El papel de Leo Grande también construye conflictos internos que entre ambos personajes se van revelando, como también afloran otros tipos de condiciones que enriquecen a cada uno y así, poco a poco encuentran lugares comunes entre los dos que, en mi opinión, es lo mejor de la cinta.

La película se nombra dentro del empoderamiento de la figura femenina desde el personaje de Nancy, pero Leo también encuentra ese auto reconocimiento como hijo, y como persona que supuestamente tiene que ser productiva de la sociedad. 

Imagen tomada de la web

Desde mi punto de vista, la cinta también muestra cómo la soledad y sus diferentes formas han trascendido en el tiempo y en las construcciones sociales y afectivas, de cómo el ser propio se olvida de sí mismo por la aceptación de un tercero y todos estos imaginarios sociales llenos de moralismo que agreden de tal manera la individualidad de una persona, que la hacen olvidarse de ella misma, para luego lograr una catarsis por medio del aprendizaje detonante al conocer a una persona.

La última película de Emma Thompson logra despertar en el espectador preguntas alrededor de los innecesarios tabús del sexo, el placer propio y la valiosa auto aceptación del ser sin importar el paso del tiempo o del juzgar y criticar la procedencia de los aprendizajes, acompañado de buen humor.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes