Foto tomada de: @transmilenio

Por Wilmar Sotelo

El proceso de licitación para renovar la flota de Transmilenio estuvo agitado en 2018. Diferentes grupos ciudadanos, académicos, activistas ambientales, concejales y congresistas le pidieron al sistema que comprara buses de energías limpias (eléctricos) para no seguir afectando a la ciudad con la calidad de aire.


La puja de la demanda se dio por la licitación de Transmilenio al patio de las Américas, por lo que el vocero del consorcio Luis Guillermo Vélez dijo: “se reconoce que hubo una violación grave debido al proceso en la licitación para adjudicar el lote de Las Américas, porque no se le concedió a Green Bogotá el recurso de reposición frente a una decisión arbitraria en donde Transmilenio se niega a adjudicar este lote de buses eléctricos por una leguleyada que consistía en considerar que no se podía tener dos cartas de crédito, sino solo una”.

AutopautaInscríbete en Expolaboral


Al portal de Las Américas ya no llegará un solo bus eléctrico, al contrario, llegarán 260 biarticulados a gas que fueron adjudicados en una segunda audiencia exprés, realizada en diciembre. Sin embargo, el fondo de esta decisión le da oportunidad al consorcio Actin – Green para emprender acciones contra el distrito.


El representante del consorcio dijo que aún no está definida la vía legal que tomaran “como ya está consumado el daño, las cosas quedan así. Sin embargo, vamos a considerar acciones en contra de Transmilenio de naturaleza contenciosa porque ya hay reconocimiento de una autoridad judicial de una violación que se dio en el debido proceso de licitación. No hemos descartado ninguna alternativa legal, pero no queremos perjudicar a la ciudad, porque el perjuicio que se ha causado dejándole buses contaminantes ya es suficiente”, dijo Vélez.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo