Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

El trasfondo de los productos fitness

La tecnología ha transformado el modo de ver y hacer las cosas. Cada día aparece información sobre diversos temas, y es imposible no haber visto nunca algún artículo o publicidad que prometa compartir la nueva fórmula milagrosa para bajar de peso en poco tiempo; atrayendo a personas que quieren conseguir el llamado “cuerpo ideal”, estas dejan de lado la importancia de conocer si los productos tienen efectos adversos, o si tienen registro sanitario.

Por: Mariana Valentina Torres

Datéate

Hasta octubre de 2020, el INVIMA (Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos) emitió 43 alertas de farmacovigilancia tras descubrir que suplementos dietarios contenían sustancias no declaradas como Sibutramina, Desmetil-sibutramina o Yohimbina. Esto es un abrebocas de todos los suplementos dietarios comercializados de modo virtual y en puntos físicos.

- Patrocinado -


Es el caso de Zero Xtreme, producto comercializado sin regulación alguna desde 2010 bajo el título de suplemento multifuncional, adelgazante y quemador de grasa, cuyo impacto en la salud del consumidor es tan grande, que la Superintendencia de Industria y Comercio emitió un comunicado en 2015 alertando sobre la Sibutramina no declarada del producto. Este es un fármaco consumido para tratar la obesidad mediante la reducción del apetito. De igual forma la FDA (Food and Drug Administration- Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos) ordenó suspender su venta y consumo por sus efectos perjudiciales para el aparato cardiovascular.

A pesar de estas alertas por parte de los entes de control, productos como Zero Xtreme se pueden conseguir en grandes mercados sin regulación, como en el San Andresito de la 38, donde algunos vendedores son conscientes de su ilegalidad, y por ende los mantienen ocultos. En otros locales simplemente los exhiben en sus vitrinas con la promesa de bajar hasta 8 kilogramos en un mes. Lo mismo pasa en medios digitales donde basta escribir “Zero Xtreme” para encontrar diferentes portales que los ofrecen al mejor precio. Este suplemento contaba con el registro Sanitario SD2014-0003308 que posteriormente fue cancelado, mediante la resolución 2016003459 del 4 de febrero de 2016.

¿Por qué las personas depositan su confianza en estos productos? 

Un aspecto relevante hace referencia a las diferentes razones por las cuales un consumidor del mundo fitness deposita su confianza en estos productos. 

En primer lugar, está la constante publicidad falsa promovida por personalidades influyentes que promocionan estos suplementos sin aclarar posibles efectos secundarios y la falta de un registro sanitario. Por otro lado, existe el desconocimiento de los efectos nocivos que estas sustancias producen en el organismo; como afirma el fisicoculturista profesional y asesor fitness con estudios en nutrición y farmacología deportiva, Julián Castaño, mejor conocido como Jeff Muscle: “Ningún producto es milagroso. Los suplementos no están diseñados para bajar de peso, pues lo que hacen es un proceso de oxidación de grasas o de reducción del apetito. Si un suplemento te reduce el apetito y dice que baja de grasa, la persona deja de comer y hace ejercicio, esto provoca que los resultados se le atribuyan al suplemento y no a la dieta. La persona, que en muchos casos no tiene la experiencia, dice: Este producto es mágico, comencé a tomarlo y bajé de peso”.

Los consumidores en muchos casos no están informados sobre el método para verificar si el suplemento cuenta con registro INVIMA, como en los casos de Sofía López y de Yuri Quitian, jóvenes que desde hace unos años están en el mundo fitness, y que, al comprar sus pre-entrenos, proteínas, suplementos, energizantes y quemadores, gastan entre $300.000 y $500.000 mensuales; apenas se fijan que los productos tengan código de barras. Como ellas, son muchos los compradores de suplementos que se conforman con un sticker, un código QR o un número aleatorio presentado como registro sanitario. 

Esta situación ocurre con Ultra Zx, que afirma cambiar los hábitos alimenticios, que se comercializa en tiendas físicas, virtuales y canales de atención como WhatsApp con el número de registro SD2014-0003345. No obstante, el INVIMA emitió una alerta el 22 de febrero de 2018, informando las irregularidades de este producto. A esto se le suma el cambio constante de presentación del producto para distraer la atención. 

Caso similar ocurre con el número de registro sanitario SD2010-0001482, pues desde el portal VITAFED se oferta un quemador de grasa de la marca “Emagrass” con este código. El portal DeMercas ofrece el suplemento dietario “Advanced Fat Zero” con el mismo registro y, por último, en Alma Fit Nutrition se encuentra “Emagrass L-Carnitina” de la marca Smart Nutrition con registro idéntico. Para confirmar a quién le pertenece el código el INVIMA en su lista de registros renovados o concedidos en agosto del 2010 reconoce al producto “ANXIETY – EMAGRASS – LOWEAT” como portador del registro con vigencia hasta el 13 de julio de 2020. Tras concluir que tres productos diferentes se identifican con el mismo código, surgen preguntas como: ¿Cuál es el suplemento verídico y aprobado por esta entidad? ¿Se está cometiendo suplantación en registros para las ventas virtuales? ¿El producto con este registro está vigente en la actualidad? ¿Están enterados los entes de control de este caso?

Productos irregulares que se venden en San Andresito. Fotografías de Mariana Valentina Torres

Según Julián Castaño: “En Colombia es difícil encontrar suplementos que tengan registro INVIMA y por ende la gran mayoría son importados, que no cumplen con las condiciones que difieren de las de las de la FDA”. Desde su experiencia como coach y consumidor, afirma que normalmente no se pueden producir suplementos de carácter deportivo en el país, porque exigen unas normas específicas; que muchas veces no se cumplen, ya que afectan la rentabilidad de las empresas. “En el país se pueden conseguir proteínas como Glutamina, aminoácidos y uno que otro quemador de grasa, aunque la gran mayoría no tienen registro INVIMA por lo señalado”. 

Aquellos que son un poco más expertos optan por la importación de sus productos y la revisión de su contenido; tarea que se complica cuando las fórmulas son secretas y en su nomenclatura no se detalla el porcentaje de cada ingrediente. Esto ocurre por el afán de proteger celosamente la fórmula “mágica” del producto, práctica que es completamente legal. 

Efectos adversos

El consumo de suplementos dietarios comercializados de manera irregular puede producir efectos secundarios, que varían desde dolores de cabeza, mareos, malestar estomacal, insomnio, baja en el apetito y ansiedad. No conocer a cabalidad las consecuencias de estos suplementos puede generar problemas hepáticos, incremento en la presión arterial y enfermedades renales. 

Un caso es lo ocurrido a Francisco Galán, aficionado al ejercicio desde hace más de 10 años, a quien ingerir proteínas para ganar masa muscular y aumentar su rendimiento le provocó, luego de un tiempo, una recarga en el hígado que le causó alergias y acné. Algo similar le ocurrió con un quemador pre-entreno que le causó rasquiña en la piel, ansiedad, diarrea y sensación de cosquilleo en la sangre. Estas reacciones se deben, según Castaño, a que “con los quemadores hay que tener cuidado. Recomiendo utilizarlos 30 días de forma consecutiva, acompañados del entrenamiento y luego suspenderlos, porque el cuerpo hace un reconocimiento de ciertas sustancias y por ende el impacto no será el mismo. En este caso se eleva la dosis o se suspende durante un tiempo, y se incluye otra vez. Si se mantiene un producto mucho tiempo en el cuerpo es probable que pierda potencia”. Asimismo, hace énfasis en el principio de individualización, dado que cada organismo es único y diferente. 

Ante cualquier anomalía en el organismo, lo primordial es suspender inmediatamente el producto y consultar con un médico para evitar complicaciones futuras. 

¿Qué debe tener en cuenta antes de adquirir algún producto dietario?

El consumidor debe estar alerta frente a todas las suplantaciones y falsas promesas de “productos milagrosos” que se promocionan cada día. El INVIMA anunció como estrategia, para no contribuir con la comercialización fraudulenta de suplementos dietarios, la necesidad de verificar el número de registro sanitario marcando al *767#. Sin embargo, este método solo es posible para usuarios de Tigo y Movistar, lo que dificulta la consulta para personas con otros operadores telefónicos.

El INVIMA emitió en 2017 un comunicado desde su sitio web que afirmaba: “Los suplementos dietarios no bajan de peso, como erróneamente muchos mensajes publicitarios les hacen creer a los consumidores. Para lograrlo se debe tener una dieta equilibrada, acompañada de actividad física permanente”. Julián Castaño, concuerda en que los resultados inmediatos no existen, que sólo serán efectivos a mediano plazo si se cumple con un plan de alimentación estricto. 

*Algunos nombres fueron modificados a petición de las fuentes. 

Productos irregulares que se venden en San Andresito. Fotografías de Mariana Valentina Torres

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes