Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

El usuario es la mercancía que se vende en el mundo de los monopolios informáticos

En esta parte del siglo uno de los negocios que va en crecimiento es el de los datos, que se convierte en dinero bajo la dinámica del comercio de información, publicidad dirigida para “los clientes” que en la realidad simplemente son productos que tienen la particularidad de consumir.

En esta sociedad de consumo lo importante es no perder un instante para que las personas compren lo que no requieren en su diario vivir. Muchas veces adquirimos productos innecesarios con un gran costo ambiental, de recursos financieros que nos atormentan la vida. Es un instante de alegría cuando tenemos la caja del producto en nuestras manos, pero normalizamos su presencia y queda en el olvido la sensación. Muchos piensan que la felicidad está en esa sensación y terminan siendo consumidores irredentos y compulsivos, llenos de cosas que no requieren.

- Patrocinado -


Con nuestros datos, que ahora circulan en redes entrelazadas, como el caso del grupo de empresas de Zuckerberg, o el de Alphabet , dueña de Google y todos sus productos, nos volvemos no solo en consumidores, también en productos y por ello la UE ha buscado ponerle un tatequieto a estas y otras empresas que dominan el mundo de las comunicaciones personales, buscando defender los derechos de privacidad de los datos de los usuarios.

Recién Whatsapp ha puesto otras condiciones a sus usuarios, que en realidad es unir todos los productos que maneja Zuckerberg para tener un mayor control de la información que circula por sus servidores. Aquellos usuarios que las rechacen no podrán acceder a sus cuentas a partir del 8 de febrero. El grupo busca de esta manera rentabilizar su plataforma permitiendo a los anunciantes contactar a sus clientes a través de WhatsApp, e inclusive vender sus productos de manera directa, como ya ocurre en India.

Es una intromisión directa, es una herramienta eficiente para sostener el modelo de sociedad de consumo, que está arrasando con la vida en el planeta. Casi nunca, por decir nunca, pensamos en el costo ambiental de un producto, su huella de carbono y lo que ha costado a tantas personas que en algunos casos trabajan en un modelo esclavista, o en una explotación miserable de los recursos naturales a costa de la vida de ecosistemas que no se recuperarán jamás.

En el caso de este servicio de mensajería, han saltado otras alternativas, quizás la más conocida es la rusa Telegram. Fundada en 2013 por los hermanos Pável y Nikolái Dúrov, afirman que la seguridad es su prioridad y generalmente rechaza colaborar con las autoridades, lo que le ha supuesto intentos de bloqueos en algunos países, sobre todo en Rusia.

Con el anuncio de WhatsApp , en pocos días cerca de unos 25 millones de nuevos usuarios se han inscrito en la plataforma Telegram, con lo cual superó los 500 millones de usuarios mensuales activos. Situación que no es tan nueva ya que en otras ocasiones, gracias a su política de protección de datos, se había presentado, solo que hoy los usuarios de la red norteamericana comienzan a cuestionar el poder que le han otorgado.

Pero hay otras alternativas de productos de mensajería en celulares y computadores, una de ellas es Signal, donde las comunicaciones están encriptadas de principio a fin, lo que significa que ni siquiera los dueños de Signal pueden monitorearlas. Solo las personas en la conversación pueden verlas. Esta aplicación ocupa actualmente el primer lugar en las listas de éxitos de la App Store de Apple, por delante de sus rivales ya mencionadas.

Signal no es propiedad de una gran empresa de tecnología. Es desarrollada por una fundación sin fines de lucro y se financia con donaciones. Está disponible para Android, iPhone y iPad. También se puede instalar en un computador sobre los sistemas operativos Windows, Mac y Linux. Para unirse, todo lo que necesita es un número de teléfono y es gratis, a diferencia de la rusa que espera cobrar por sus servicios a partir de este año para financiar su crecimiento.

En este mundo lo gratis no existe, y es necesario conocer lo que significa estar en las plataformas de redes sociales y mensajería, porque de lo que se trata es de nuestra privacidad y de ser seres humanos. El hecho que nos traten como un producto al mejor postor y después nos “obliguen” a comprar cuanta cosa se les pueda ocurrir, en supuestas ofertas que llegará de una forma muy estratégica a nuestros equipos, hacen una diferencia muy grande en lo que realmente es la libertad y el derecho de mi ser con todas sus características.

Por ahora esos gigantes tienen el dinero del mundo, tienen nuestros datos, tienen la economía y la publicidad del mundo en muy buena parte y de alguna forman nos siguen “obligando” a comprar lo que no queremos, ni necesitamos y poniendo nuestra economía familiar y personal en aprietos. Algo que parece tan simple no lo es y atenta contra la libertad y privacidad de las personas y hasta de los mismos estados como ya se demostró en las elecciones de 2016 donde las armas de Trump fueron Facebook, Google, Twitter, YouTube, Snapchat, Instagram, Vine o Periscope con el asesoramiento de la compañía británica Cambridge Analytica.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

La conciencia aislada, error social y espiritual

Nuevamente el papa Francisco nos invita a reflexionar sobre nuestras acciones en la sociedad, la responsabilidad que ellas implican...

Presidente argentino apuesta a ganar tiempo con medidas para vacunar a población de riesgo

Alberto Fernández, informó ayer viernes que en la segunda quincena de abril llegarán más vacunas al país, por lo que se aumentará el ritmo de inmunización y mientras tanto, apuesta a ganar tiempo con las medidas restrictivas adoptadas en los últimos días.

Los 8 héroes colombianos contra la pandemia del Covid-19

Funcionarios, médicos, enfermeros, la fuerza pública trabajan en sacar adelante esta labor, agradecida por unos, atacada por otros y con indiferencia por muchos.

Noticias recientes