Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

La primera estrella, las primeras campeonas

Por: Valentina Cardona – Daniel Peña

El 19 de julio del 2001, los colombianos vivieron uno de los momentos más memorables para el fútbol colombiano, en manos del capitán Iván Ramiro Córdoba, alzaron la Copa América con la ilusión y alegría de todo un país, fue en el estadio Nemesio Camacho el Campin, de la ciudad de Bogotá donde se conoció el primer campeón de la libertadores por parte del equipo Atlético Nacional. Por otro lado, el 31 de mayo de 1986, miles de aficionados vivieron una de las experiencias más significativas y especiales, recordando ese día para siempre.

- Patrocinado -



Es evidente que el fútbol tiene gran reconocimiento a nivel mundial, nos ha regalado grandes alegrías y decepciones, tradicionalmente es un deporte con dominio masculino, donde toda la atención ha sido enfocada en estos torneos. Sin embargo, en Colombia, la Liga femenina empezó a tener sus primeros pinos el 25 de abril del año 2016 cuando se conformó con la DIMAYOR la liga profesional femenina de fútbol, luego de esto se consolidó con el primer título profesional del país, las campeonas serían las “Leonas” de Independiente Santa Fe.


Ese gran momento se presenció aquel 22 de junio de 2017, los asistentes con piel roja ubicados desde oriental, sur hasta occidental y norte , estaban por presenciar una de las noches más espléndidas para la capital, un equipo conformado por 11 mujeres que jugaban de lado a lado, dejando atrás rivales, estereotipos y rechazos en el rectángulo de verde césped; esas mismas mujeres que años atrás iban a tener que pasar duras pruebas por llegar hasta ese punto, quedarían en la historia no solo de Independiente Santa Fe, sino de todo el mundo, logrando colmar el coloso de la 56 con más de 33 mil almas para presenciar la primera final femenina del país, superando la asistencia de cualquier partido femenino a nivel de clubes en el mundo.

El inicio


2017 el año donde se daría inicio a la Liga Femenina en Colombia, que venía dando luces de un nuevo proyecto enfocado en el deporte femenino desde 1949 con torneos recreativos a través de equipos locales, regionales y nacionales, un año después del inicio de la liga de fútbol masculino. El primer torneo de la liga femenina contaría con 18 equipos entre ellos los más importantes del país (Unión Magdalena, Santa Fe, Cúcuta, Huila, América de Cali, Deportes Quindío y Pereira). Este título lo ganaron las Leonas frente Atlético Huila, que un año después se colgaría su primera estrella en Colombia y la primera Libertadores Femenina para el país.


Por un lado, la participación de la Selección Colombia femenina en diferentes campeonatos como en Copas del Mundo del 2011 y 2015, y los Juegos Olímpicos de 2012 y 2016, ayudaron a reflejar la importancia de consolidar una liga de fútbol en el país, desde hace unos años merecían la oportunidad de demostrar su talento y dedicación a través de un espacio competitivo y profesional, donde les permitan como jugadoras aportar en los triunfos locales de cada club y así mismo establecer un fútbol sólido, con las mismas oportunidades y reconocimientos que por tantas décadas ha ganado la liga colombiana de fútbol masculino.


En Santa Fe, siempre ha existido un interés genuino por la conformación de una buena nómina con jugadoras de calidad que representen la esencia del equipo capitalino, la garra, el pudor, la fuerza y la resistencia que caracteriza la ideología de la hinchada, además de esto los directivos encargados como Cesar Pastrana decidieron que el equipo femenino debía tener las mismas garantías que el equipo masculino, con un bus propio para traslados, canchas de entrenamiento e indumentaria.


Daniela Gómez, hincha de Santa Fe desde que era una niña presenció este momento tan emblemático para ella y su familia, donde por tantas generaciones han compartido el amor por el club, “ese día fue muy especial, era la primera vez que mis papas, hermanos y yo teníamos la oportunidad de ver un partido de la liga femenina, el ambiente se sentía diferente a un partido tradicional. Además, la hinchada estaba de fiesta y sabíamos que era el inicio de un nueva mirada del fútbol colombiano”


Por otro lado, Gabriela Huertas, quien fue una de las jugadoras principales para obtener el primer título de Santa Fe, y también protagonista del camino que tuvieron que recorrer para llegar a la copa libertadores, huertas inició su carrera profesional en el 2016 y empezó directamente con las leonas, desde el espectador, Gabriela narra un poco su experiencia.
“No solo para mí fue importante este título, lo fue para todos los miembros del club, marcó la historia, todos sabemos que santa fe fue el primer campeón masculino, pero el club también quería que fuera el primer campeón femenino, gracias a Dios, lo conseguimos, lo logramos y pienso que ese 22 de junio ver el estadio tan lleno fue un regalo más”


Ese día el balón volaba por el aire de la ciudad capitalina luego de un rechazo de una defensa de Huila, la pelota daba un rebote pero no lograba el segundo, ya que Leicy Santos con la entereza que la había caracterizado todo el partido, controla de pecho dirigiendo el esférico a su pie izquierdo (el menos hábil), y sin pensarlo dos veces sacó un disparo de más de 20 metros de distancia que en un abrir y cerrar de ojos estaba golpeando la malla del arco norte del Campin, desatando la euforia de los 34 mil hinchas; así conseguía su primer título en la Liga Femenina el cuadro albirrojo.


Luego de este título tan emblemático llegó la primera Copa Libertadores para un club en Colombia, Santa Fe quedaría ubicado en el grupo C conformado por Corinthians, Sportivo Limpeño y Deportivo ITA. Para tener tan poco apoyo, ser la primera liga y estar empezando un nuevo proyecto, no fueron malos resultados los conseguidos por las jugadoras y cuerpo técnico, ocupando el segundo puesto del grupo, ganando un partido, empatando otro y perdiendo frente a las brasileñas.


Unas cuantas piedras en el camino


No todo el proceso ha sido gratificante, ya que no podemos ser indiferentes a la gran desigualdad de género que se vive en diferentes sectores de la sociedad, y el deporte no iba a ser la excepción, mucho menos el fútbol, que desde su conformación histórica ha sido dominada por hombres, generando una gran competencia a nivel mundial, y creando un entorno deportivo donde solo era exitoso un espacio para el fútbol masculino. Colombia, siendo un país con gran influencia masculina, las jugadoras han tenido que recorrer un camino con pocas posibilidades y un ambiente con retos y obstáculos.


¿Qué es lo que se busca en el fútbol femenino?, “Se busca igualdad salarial, la misma oportunidad de patrocinadores, el mismo espacio de canchas y escenarios de prácticas, y por supuesto el mismo espacio periodístico, la misma importancia. Buscamos igualdad deportiva en el fútbol.” Loren Solórzano, periodista deportiva de la nueva cantera nos habla desde una perspectiva periodística.


“La liga del año pasado duró muy poco, las chicas tuvieron que jugar en escenarios que no eran aptos, la tierra se levantaba, estas canchas estaban en un estado totalmente abandonado. Tenemos que dejar ese imaginario que el fútbol es solo para hombres, nuestra sociedad es sumamente machista, y si analizamos el juego, nos damos cuenta que estamos hablando de las mismas capacidades técnicas, físicas, tácticas y mentales en jugadoras y jugadores”.


Solórzano, destaca que como espectadores también somos parte fundamental en la búsqueda de la igualdad, empezar a consumir estos partidos con más frecuencia, apoyar a los equipos y darle la misma importancia a los triunfos, un interés genuino por la liga femenina. Entre todos empezaremos a construir un ambiente más equitativo en diferentes ámbitos en el fútbol Colombiano.


Vale agregar que esta falta de apoyo no solo viene de parte de dirigentes, medios de comunicación, o hasta colegas; también desde en entorno familiar de las jugadoras, existe un estigma en el que se piensa que una mujer por practicar un deporte que requiere contacto físico, una gran cantidad de exigencia y fuerza vuelve a las jugadoras en “Marimachas”, que pierden su belleza física para volverse mujeres duras y agresivas. La anterior afirmación refleja un discurso que por tantos años ha dominado la discusión de reconocer y apoyar a las mujeres en el deporte, específicamente en el fútbol.

Las verdaderas historias de amor no tienen final


No obstante, en la conformación de la liga y campeonatos a nivel del fútbol femenino, es importante analizar los aspectos económicos que han impactado a las jugadoras, siendo un factor importante para su crecimiento profesional, y la misma estabilidad del equipo, uno de estas barreras se han presentado en las condiciones laborales y los recursos financieros de cada club por mantener un plantel femenino.


Sin embargo, la falta de recursos también estará relacionado con los pocos patrocinadores que tiene la liga, durante los torneos del año 2017 al 2019, el patrocinador era el mismo de la liga masculina: Cerveza Águila, pero en ese momento encontramos a nivel administrativo un inconveniente que afectaría el transcurso de la liga, después de finalizar el contrato con la DIMAYOR, y posterior a eso, con la llegada de nuevos patrocinadores para los clubes, la liga femenina del 2020 se quedó sin patrocinador.


Esto generó una gran discusión por parte de las jugadoras y directivos de cada club, era evidente que fue una necesidad conformar un equipo administrativo sólido que aportará económicamente para así continuar con los torneos sin ninguna barrera en el camino.
Todo lo anterior son las consecuencias del abandono por parte de los dirigentes encargados del fútbol en el país y sus malas administraciones, denigrando el trabajo de cientos de jugadoras que se esfuerzan día a día por conseguir el respeto que merecen en una difícil profesión. Pero al final del día no podemos centrar la atención únicamente en lo negativo, hay que rescatar lo bueno que hay dentro de las dificultades, es aquí donde entra los logros por los dirigentes para conformar este espacio deportivo, jugadores e hinchas de Santa Fe, que desde el inicio de este proyecto se encargaron de darle el mismo valor e importancia al fútbol femenino.


En cada partido que las “Leonas” eran locales, había gran capacidad de aforo apoyando (incluso ya hay hasta un barra femenina), desde los dirigentes se busca que el equipo conformado en cada torneo, tenga un gran nivel y buscan a las mejores jugadoras para competir a nivel nacional e internacional. Lo importante es lograr que desde nuestros papeles como espectadores, periodistas e hinchas le sigamos dando difusión a lo hecho por cada una de las jugadoras y equipos cada torneo y de igual manera denunciar cuando se hacen cosas que atenten contra el bienestar de la Liga. Esto con el fin de fomentar la igualdad de condiciones y oportunidades para las deportistas, como colombianos somos parte del cambio en un largo proceso que hasta ahora está iniciando.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes