La revolución inspirada en la Ilustración y la oportunidad que genera Napoleón Bonaparte al detener a Fernando VII rey de España y de sus colonias en el mundo, en la Nueva Granada se encarna en jóvenes estudiosos como Nariño, Acevedo y Gómez, Torres entre otros, que iniciaron ese camino de la lucha por un cambio de paradigma político y de la vida económica en general de esta parte del mundo.

La República de la Nueva Granada fue una república centralista conformada por los actuales países de Colombia, Panamá y en su momento de máxima extensión, la Costa de los Mosquitos hoy en Nicaragua. Sucedió al departamento grancolombiano de Cundinamarca, tras la disolución de la Gran Colombia en 1830 y fue reemplazada por la Confederación Granadina en 1858.

Esa etapa de la lucha libertadora es marcada por la muerte, por protagonismos locales y por la llegada de la época del terror, donde los fusilamientos en masa y otras formas de desaparición, marcan tres años de horror a manos de los españoles en nuestro territorio. Solo queda la respuesta militar.