Por Gabriela Marín Suarez y Valentina Perafán Vela

En las calles de la capital no hay día en el que no se escuche sonidos de accidentes automovilísticos. El sonido de un motor, el chirrido de unas llantas. Todos estos ruidos los escuchó Vicente antes de su accidente.

Feliz Navidad y venturoso 2020 les desea UNIMINUTO Radio

Vicente salió de su casa como cualquier día, se dirigía hacía su trabajo con su bicicleta, medio de transporte que ha utilizado durante más de veinte años, desde que llegó a Bogotá. Él iba hacía una fábrica de cosméticos en la Zona Industrial de la capital donde trabaja desde hace varios años.

Cuando cruzó la calle de la salida del Portal de Las Américas, un alimentador salió da gran velocidad y lo golpeó en la llanta trasera, haciendo que se cayera, para fortuna de él, no fue más que la fractura de su brazo derecho. Según cifras de la Secretaria Distrital de Movilidad, al año se presentan más de 500 muerte por siniestros viales en Bogotá.

Vicente ha tenido que soportar dos cirugías en su muñeca, además del dislocamiento de su hombro. Debido a esto no ha podido volver a trabajar, ya que tiene una incapacidad de dos meses.

Según testigos del accidente, el verdadero problema se debe a los semáforos, los cuales no funcionan bien desde hace meses y que también ha causado otros accidentes en la localidad de Kennedy.

Según el oficial John Carreño, el mal estado de las vías y la imprudencia, son causantes del alto índice de accidentes de tránsito en barrios como Britalia, Las Margaritas, El Carmelo, Casa Blanca y Roma, pese a las continuas quejas de los habitantes de la zona, la Alcaldía de Bogotá no ha solucionado nada.

Kennedy es una de las localidades más pobladas de Bogotá con cerca de 1’230.000, según el último registro de la Secretaria de Planeación y una de las de mayor movimiento comercial, especialmente por los vendedores ambulantes.

Vicente asegura que desde que vive en la ciudad, hace más de 20 años, son más los accidentes que ha presenciado y que esto se debe a los problemas estructurales que persisten sobre las vías, tanto de señalización como de mantenimiento, problemas que siguen existiendo por la desatención de las autoridades correspondientes.

Pese a los reclamos ante la secretaria, la queja de Vicente no trascendió más allá del radicado. Por el contrario, la única respuesta que le dieron fue que el INVIAS se iba a encargar del asunto.

El instituto Nacional de Vías, es la entidad encargada de la asignación, regulación y supervisión de los contratos para la construcción de carreteras, autopistas y del mantenimiento general de las vías.

Esta entidad tiene bastantes quejas debido los proyectos viales sin terminar y la malversación de fondos y esto es un problema ya que debido a esto se presentan muchos accidentes.

No solo es la falta de cultura ciudadana sino el mla estado de las vías las que contribuyen al aumento de las cifras. Durante 2016, hubo 585 muertos, de los cuales 282 fueron peatones, 175 motociclistas y 71 ciclistas, de las cuales el 20 % de esas muertes fueron provocadas por la falta de señalización.

Según el Banco Mundial: “Una persona al volante en Colombia tiene 4 veces más probabilidades de morir en un accidente de tránsito que un conductor en España o Gran Bretaña” esta es una situación que va en aumento, siendo los accidentes de tránsito la segunda causa de muerte violenta en el país.