La Policía de Tránsito y Transporte de la ciudad de Bogotá realizó un operativo contra los piques ilegales en el occidente de la capital, para frenar esa práctica ilegal que ha dejado varios muertos y decenas de heridos durante los últimos meses.

De acuerdo con las primeras informaciones de las autoridades, en el marco de estas acciones han sido sancionados 33 conductores a quienes les han impuesto comparendos, además de la inmovilización de 23 vehículos. 

Feliz Navidad y venturoso 2020 les desea UNIMINUTO Radio

La seccional de Tránsito reportó que los operativos se realizaron en inmediaciones al centro comercial Gran Estación y el almacén los Tres Elefantes en la avenida Boyacá. 

“Es un resultado importante porque son denuncias de la comunidad. Llama la atención que muchos de los conductores estaban en estado de embriaguez, otros no portaban los documentos o habían modificado los vehículos”, dijo el coronel Gustavo Blanco, comandante de Tránsito de Bogotá.

Las autoridades de la ciudad señalaron que “se han venido desarrollando varias estrategias para poner freno a los conductores que de manera irresponsable ponen en riesgo sus propias vidas y la de los demás, por medio de prácticas temerarias como lo son los llamados piques ilegales”.

El oficial agregó que “una de las practicas más frecuentes de estos conductores son la modificación de los automotores como el chasis, motor, caja, suspensión, color, resonadores, polarizados y luces”.

La Policía de Tránsito de Bogotá ha detectado varios vehículos que de manera repetida participan de estos piques clandestinos, además de la identificación de los supuestos líderes que realizan estas prácticas en varios sitios especialmente del occidente de la ciudad.

La Policía invitó a la ciudadanía a denunciar los piques ilegales a través de la línea de atención #767.

Fuente

Sistema Integrado de Información