“Me siento afortunada y privilegiada de hacer lo que me gusta”: Jessica Romero

Por: Laura Alejandra Pasachosa – Ashly Dayana Gómez

La jugadora profesional del equipo de Santa Fe, fue convocada para los XXI Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales 2019 en Cartagena, en donde busco abrir una puerta para formar parte de la sub20 de la selección colombiana. 

- Advertisement -


Con tan solo 19 años, sonrisa amplia, ojos brillantes y su cabello negro recogido, da la sensación de que siempre está feliz incondicionalmente. Sus gestos unidos a cada palabra que sale de su boca deja ver una joven segura de lo que quiere y persistente por lo que se propone.

Desde sus inicios a Jessica le fue difícil cumplir este sueño debido a que la propuesta para jugar en Santa Fe llegó en el año 2017 cuando comenzaba su grado 11, sus entrenamientos eran por la mañana fuera de Bogotá y por este motivo no pudo terminar sus estudios en el colegio Instituto Tecnico Industrial Piloto. Sin embargo, decidió buscar otra institución que le permitiera presentar seis exámenes y cuando los pasara se pudiera graduar a los 15 días, así fue como recibió su diploma de bachillerato a mitad de año.

La docente María Eugenia Dallos comenta que conoció a Jessica: “ de una manera ocasional, digo esto porque ella llegó a estudiar al colegio Instituto Técnico Industrial Piloto y yo profesora del mismo, la recibí en clase de español más o menos a la edad de doce años. La recuerdo inicialmente como una niña tímida, pero cumplidora de sus deberes.

Fue creciendo y pasando de nivel a nivel, la confianza y cercanía se fue acercando, sentía que la pasaba muy bien. Cuando llegaba a clase siempre se acercaba descomplicadamente a saludarme con una sonrisa de niña y señorita feliz.

Algunas veces llegaba tarde, miraba por la ventana de la puerta, por no decir hueco, me hacía ojitos, movía su cabeza y ante esto, ¿ quién no permite el ingreso?. En grado 9 y 10 se le complica un poco la situación académica, no tenía mucho tiempo para cumplir con sus deberes escolares porque estaba entrenando para su equipo, Santa Fe.

Como consecuencia se le veía preocupada. Sin embargo, se esforzaba. Desafortunadamente el colegio no maneja un proyecto para fortalecer a estos estudiantes que practican deporte profesional. Destaco la alegría, lo buena deportista, siempre la veía jugar fútbol y dar fuertes abrazos a sus compañeras cuando eran triunfadoras. Nunca presentó problemas de convivencia y su comportamiento siempre fue el de una niña abrazada por su familia”.

La pasión por este deporte comenzó desde que Jessica era muy pequeña, su mamá Nidia López comenta que: “ fue inquieta desde cuando estuvo embarazada ya que de tanto moverse se enredó en el cordón umbilical. También jugaba con su hermano mayor  Nicolás Romero, y dejaba a un lado las muñecas, cuando crecieron ella lo acompañaba al parque a jugar fútbol, la verdad a mi no me gustaba que ella jugara este deporte, porque era la única niña y me preocupaba que le pegaran en las piernas, pues los niños no median su fuerza ya que eran muy bruscos”.

De igual manera, Jessica recuerda como su mamá persistía para que ella hiciera otro tipo de deporte como natación o baloncesto. Sin embargo, ella insistía en practicar fútbol y fue en ese momento cuando su padre Felix Hernando Romero decidió no ponerle obstáculos y apoyarla en sus proyectos.

Es así como este sueño comenzó en una cancha cerca del barrio Timiza, cuando decidió acompañar a su hermano Nicolás en uno de esos tantos partidos que solían ir, allí fue elegida para reemplazar a un joven que se había lesionado.

Sin embargo, Jessica nunca se imagino que esto que comenzó como un juego se volvería la oportunidad para que vieran su talento y comenzará a entrenar en un club femenino llamado “Gol Star” en el año 2013 en donde su primer torneo infantil fue el “Torneo de Verano” en el que quedó como goleadora y le propusieron mitad de beca.

Después de esto a Jessica se le comenzaron a abrir las puertas con “la Selección de Bogotá” en torneos como la “Copa Codensa” en el que ganaron. Allí tuvieron la oportunidad de viajar a España a conocer a los del Real Madrid y hacer una gira por Portugal.

Fue así como el 2017 se convirtió en el año de éxito puesto que luego de estar en la sub 17, la subieron a la sub 20 y luego a la sub23. Y ya en el 2018 estaba en la profesional pero era la menor del  grupo.  “Ay Dios mío, fue un paso importante pero también tenía miedo de que me fueran a despreciar, esto fue una nueva etapa para mí aunque era la más pequeña estaba dispuesta a poner de mi parte y a dar lo mejor. No tenía tanta experiencia como ellas, aunque había viajado a varias partes, yo había sido Selección Bogotá y Selección Colombia sub17 pero ellas ya habían tenido un Sudamericano”agrega Jessica.

Este proceso de formación como cualquier otro no fue fácil, debido a que tuvo que comenzar por fortalecer su vida física, es asi como recuerda con mucha claridad el primer día de gym en donde muchas de sus compañeras levantaban pesas con mucha facilidad y en cambio ella no podía. Así mismo,  no fue fácil pues en el 2018 tan solo jugó tres partidos de 25 a 30 minutos cada uno.

Jessica reconoce que al principio no tuvo el apoyo de su mamá pero cuando se comenzaron a abrir las puertas para viajes en Europa y Estados Unidos se volvió su fan número uno “sabe más de fútbol que mi papá” agrega. A partir de este momento su madre cuenta que no solo a

Jessica le ha tocado duro, sino a ellos como familia también, ya que han tenido todo tipo de carreras para estar temprano en el colegio, poder llevarle el almuerzo, ayudarle a hacer trabajos y hablar con los profesores. Así mismo asegura: “Mi apoyo es estar acompañándola y estar pendiente de ella”.

Igualmente, Nidia confiesa que Jessica es un poco desorganizada pues a veces llega cansada y no dobla la ropa que se quita, sobretodo con las medias en las que desaparece una. Sin embargo, resalta que es una excelente mujer y que está muy orgullosa de ella ya que es guerrera y valiente. Es así como una de las grandes motivaciones de esta joven futbolista siempre fue y sigue siendo su familia y el apoyo de sus entrenadores, quienes le siguen diciendo que tiene muchas capacidades por su alto rendimiento. “Hay que aprovechar las pocas oportunidades y ser disciplinados en todo momento” agrega Jessica.

Además, afirma que antes de un partido le gusta recordar todo lo que le ha costado para llegar a donde esta, siempre le da gracias a Dios porque le da la oportunidad de hacer lo que le gusta y sueña con jugar en Europa y ser una de la mejores del mundo.

Ya en este año 2019 Jessica comenzó una nueva etapa de su vida, pues su salario subió así como su participación con el equipo Santa Fe, comenzó a jugar en el Campín y en la mayoría de los estadios de Colombia. Hoy en día le han llegado propuestas de Brasil y de España. Así mismo, para este mes de diciembre entrenará en la sub20 de la selección colombia.

Por otro lado, Romero acepta que lo más difícil de tener la posición de defensa en su equipo es que si comete algún error siempre va estar reflejado ya que tiene una responsabilidad bastante grande y ser práctica da seguridad al equipo, por esto asegura que la confianza es lo más importante.

De igual manera, cuenta uno de los momentos más difíciles que tuvo que enfrentar en su vida profesional  y fue cuando su rodilla se le movió hacia atrás, lo que es más conocido como “ligamentos cruzados”, en un partido importante “estaba muy preocupada por eso porque no podía ni caminar, pero no pasó a mayores a diferencias de otras que se recuperan en dos años, lo mio fue en 4 meses”agrega.

Asimismo, recuerda otro momento difícil en el que el equipo de hombres de Santa Fe estaban  casi en la quiebra ya que no ganaron ningún partido. Sin embargo, Jessica resalta que tuvo que salir adelante: “aunque el pago se demoró eso no nos impidió enfrentarnos con otros equipos como Millonarios o Equidad. Dimos lo mejor de nosotras y nos caracterizamos por ser luchadoras y guerreras dentro y fuera del campo, nos identificabamos con darle buen manejo al balón y crear opciones para tener un buen resultado”.

Por otro lado, la futbolista acepta que jugadores como Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos del Real Madrid son sus favoritos, pues sus logros lo han conseguido con trabajo y perseverancia. En cuanto a mujeres resalta a Leicy Santos, compañera de Santa Fe que ahora está en el Atlético de Madrid.

En la profesión que escogió le es difícil tener una pareja pues Jessica acepta que no ha podido por tiempo, pero no se afana por eso “si tiene que llegar que sea así y que sea para hacerme crecer como persona y como jugadora profesional”agrega la futbolista.

Es así como en medio de todas las pruebas y luchas, el 1 de Octubre Jessica recibió la noticia de la nominación de los Premios Femina Fútbol 2019 en Medellín después de haber sido eliminadas por penaltis contra Millonarios. Acepta que se sorprendió al ver la página comenta que: “ese día lloré y decía no lo puedo creer con tan solo 19 años”, aunque quedó de segunda,  recibió el premio feliz porque para ella es como si hubiera ganado.

Images tomada de https://ligadeportiva.com/

Su amiga de colegio Lorena Tique resalta que desde el 2006 año en que conoció a Jessica siempre era muy hiperactiva. De igual manera,  le gusta salir con sus amigos para dejar un poco la monotonía, le gustan los animales, bailar, cantar, ver feliz a su familia y tenerle mucha fe en Dios.

“También es una mujer arriesgada, una chica que busca hacer cualquier cosa para sentirse bien y hacer felices a las personas que están alrededor de ella. Ahora toca un instrumento que es el ukelele. Cuando está conmigo es muy risueña, colaboradora, también todo depende de la situación o el momento. Cuando yo necesito de ella , da buenos consejos, escucha, da su punto de vista pero lo hace de una forma en la que me hace sentir bien. Cuando estamos preocupadas por cualquier cosa, ella tiende a buscar soluciones, se pone seria, pensativa y un poco estresada” agrega Tique.

Y en las cosas que no le gustan afirma Lorena es que: “se metan con la familia o que inventen situaciones que no son ciertas y más si ella sale perjudicada. Tampoco le gusta las personas que no son humildes y le hacen daño a los demás, no le gusta el terror ni  la música rock o heavy metal, ya que ella lo considera que ese tipo de música no brinda nada .Se cuida en su salud y en la mayoría de veces ella demuestra mucha felicidad y agradecimiento por lo que la vida le ha dado y por las personas con las que se rodea”.

Lo más leído

Memorias de Resiliencia – primera parte

Una historia de vida que refleja la complejidad de la migración para quienes se enfrentan a ello.

OJO: El aislamiento continúa siendo obligatorio hoy y hasta el 13 de abril

Lamentablemente muchos ciudadanos salieron a las calles hoy como si la orden de aislamiento se hubiese acabado anoche, no es así. La cuarentena continúa hasta el 13 de abril próximo.

Noticias recientes

¿Dónde está Dios, cuando enfermedades terribles rompen los lazos de la vida y el afecto?: el papa Francisco responde

Cuando la tragedia golpea a la puerta sin distinguir edad o color social, es natural que exista el interrogante. Al sacerdote lo cuestionaron y él respondió.

Personas jóvenes son las más afectadas por COVID-19 en el país

Luego del nuevo reporte en el que el Instituto Nacional de Salud - INS, dio a conocer las nuevas cifras de afectados por el COVID-19, este grupo social es uno de los más afectados en Colombia.

Un tiro en la cien – segunda parte

Memorias del conflicto armado colombiano.

Un momento con La Palabra de Dios

Lectura del santo evangelio según san Juan 11,3-7.17.20-27.33b-45: En aquel tiempo, las hermanas de Lázaro mandaron recado a Jesús,...
Share via