Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

[Opinión] El debate de los emojis, aquí y ahora

Para reflexionar en el Día Mundial de Emoji. Atrás quedó la ortografía, la buena expresión, la sintaxis, la semántica, los signos de puntuación…. Y todo quedó reducido a una serie de gráficos los cuales hay que tener en cuenta para comprender (en algunos casos mal) el mensaje que se está consumiendo.

Por Hans Vargas Pardo

Como docente de Comunicación Social no debería sorprenderme cómo los estudiantes se expresan o en qué medida ha aumentado o disminuido su capacidad de comunicación. Sin embargo, sí me sorprendí cuando a través de un correo institucional un alumno se despidió de mí cortésmente y al final puso las siguientes letras: XD.

- Patrocinado -


Pero no es la expresión (la cara feliz) lo que llamó la atención; tampoco la confianza con la que el estudiante dirigió su mensaje. No. Lo significante de esta experiencia está en la manera de comunicarse.

Y es allí cuando saltan a la escena de la semiología los emoticonos, muy conocidos a nivel mundial y utilizados desde hace muchos años a través del código ASCII, del sistema Windows Messenger (lo que los llevó a la “fama” mundial). La fuerza de este tipo de comunicación se emprendió con la aparición de gráficos animados a través de los teléfonos inteligentes.

Fue entonces cuando varios estudiantes me indicaron: “Profe, este tipo de lenguaje ya hace parte del lenguaje que usamos a diario para comunicarnos”. Quedé perplejo y desde allí es cuándo nació mi inquietud en el uso de estos peculiares elementos semióticos.

Atrás quedó la ortografía, la buena expresión, la sintaxis, la semántica, los signos de puntuación…. Y todo quedó reducido a una serie de gráficos los cuales hay que tener en cuenta para comprender (en algunos casos mal) el mensaje que se está consumiendo.

Pero, dejando atrás el ataque, como lo considero, al lenguaje, permitiendo que los usuarios de los emoticonos, cada vez se alejen de la escritura y las buenas maneras de expresión escrita, este fenómeno comunicativo ha tenido éxito por la gran cantidad de información que contienen en sí mismos.

Primero, funcionan como un detonante informativo rápido y ligero, pues como el idioma inglés, se ajustan a varias situaciones sin necesidad de entregar más detalles. Así las cosas, si el emisor está feliz, lo expresa con una carita sonriente y su mensaje llega directo y sin complicaciones. Sin embargo, si está triste, pensativo, dudoso podrá expresarlo con una carita triste.

¿Y cómo se enteran los usuarios de que este u otro emoticono resuelve sus problemas de comunicación? Sencillo, igual que las personas hoy en día aprenden nuevas palabras que van guardando en su argot o los profesionales que aprenden nuevas expresiones relacionada a su jerga especializada (habría que esperar si en el futuro se inventarán emoticonos para los médicos, los abogados o los ingenieros. Entonces, un médico en su dictamen médico coloca una carita con cara de fallecido, para interpretar que su paciente murió o el abogado pondrá un emoticono para alegar que su cliente es inocente).

Ahora vayamos a lo que significa tener codificado en el cerebro una serie de informaciones que permiten comunicarnos de una manera rápida (más no fluida o locuaz). La situación es que, por experiencia lo sé, que lo que no se practica, pues sencillamente no se aprende o se vuelve más difícil su utilización. Así las cosas, la juventud está olvidándose de escribir, de hablar, de comunicarse. La oratoria, en muchos colegios de secundaria en Colombia, por ejemplo, ha sido una materia a que no se le da la importancia necesaria y de allí se desprende que, en la universidad, un estudiante no se sabe expresar, ni expresar lo que piensa de manera coherente. (¿Será que espera un emoticono que lo pueda salvar de su encrucijada académica?). ¿Qué tal sería encontrar una tesis, un proyecto o una ley escrita con emoticonos? Puede ser descabellada mi propuesta, pero este fenómeno comunicativo le está quitando oportunidades a la expresión oral y escrita.

Frente a este tema me surgen tres interrogantes:

  • ¿Cuán deficiente o no es el uso de estos íconos de la comunicación en el mundo moderno?
  • ¿Cuál es el aporte de los emoticonos al desarrollo del lenguaje?
  • ¿Cuál considera usted que es el emoticono que más popularizan los jóvenes y por qué?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Lo más leído

Bolsonaro descarta vacuna china y dice que el pueblo brasileño “no será cobaya de nadie”

El presidente brasileño Jair Bolsonaro descartó este miércoles oficialmente la compra de dosis de la vacuna contra...

Minga indígena transcurrió con normalidad en Ibagué

Aunque se realizaron eventos multitudinarios en el centro de la ciudad, el pasado viernes 16 de octubre la Minga indígena pasó sin problemas por la capital tolimense.

Falleció de Covid-19 el influencer Dmitriy Stuzhuk que negaba la pandemia

El deportista ucraniano era un maestro para conseguir seguidores en las redes sociales. Millones de personas en...

Noticias recientes