Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

A cien metros para el último aliento

Michael trabajaba normalmente durante sus recorridos diarios en su buseta SITP, sin saber que ese día de trabajo iba ser el último.

Por: Angie Carreño.

Michael Hernández Suárez se encuentra tendido en el suelo sobre el cruce peatonal entre la avenida Villavicencio y la avenida Gaitán en Bogotá con múltiples heridas, pero la que más sobresale es la que está al lado derecho de la cabeza debido al impacto que recibió por una buseta del SITP provisional.

- Patrocinado -

Algo extraño pasó esa tarde de aquel 28 de diciembre, como buena periodista siempre estoy pendiente de lo que pasa a mí alrededor, sentí una brisa fría, caminaba por la avenida Villavicencio y me dirigí al centro comercial Ensueño, uno de mis centros comerciales favoritos, me sorprendió porque esas calles siempre están abarrotadas de vehículos, pero había mucha gente acumulada, como si hubiera una festividad, mi curiosidad de periodista me hizo caminar hacia donde estaba el tumulto. Recuerdo haber recorrido dos cuadras, sentía que algo grave había pasado por la angustia que se reflejaba en los ojos de las personas allí presentes.

Tenía miedo e intranquilidad, la sirena de la ambulancia me hacían erizar los vellos de los brazos, las luces rojas y azules de la policía estallaban en el lugar, esto me hacía pensar que nada bueno había pasado en aquel sitio, me quedan menos de diez pasos para alcanzar a la multitud. Al llegar encuentro una gran parte de la carretera rodeado con una cinta amarilla que prohíbe el paso a la zona. Observo a mi alrededor y trato de entender la situación, mis ojos inmediatamente se fijan en los celulares que las personas tienen en sus manos, como si estuvieran registrando aquel evento.

No entiendo nada. Solo veo una gran cantidad de sangre extendida en el pavimento, levanto mi vista y registro a casi más de medio kilómetro de la avenida salpicado de rojo, me horrífico al verlo. La policía como a muchos de los presentes en el lugar trataba de entender lo sucedido, al parecer fue un accidente de latas, pero no conocemos los hechos tal cual pasaron. Me acerco a una señora de mediana estatura, aparenta una edad de 40 años o más, tiene el cabello negro ondulado y largo (este casi le llega a la cintura), yo estaba tan angustiada que no puedo describir la forma de vestir de la señora, solo recuerdo vagamente que traía un saco de lana grande, color café daba la apariencia de que salió de afán a presenciar el suceso.

En ese momento le pregunté a la señora si sabía algo de lo sucedido y ella me señala con su mano derecha el SITP azul que se encuentra a lo lejos, y me dice que no sabe mucho, pero lo que tiene entendido es que el conductor del SITP azul, es el señor que se encuentra tendido en la unión de la avenida Villavicencio con la avenida Gaitán Cortes, sobre la franja blanca para tránsito de personas, casi debajo de la buseta del SITP provisional, (para que entiendan más, estos dos colectivos son de la misma empresa solo que el provisional es una buseta que no tiene paraderos fijos y el SITP azul, sí los tiene), pero esa es toda la información que me da esta señora que aunque desconocida, fue capaz de comentarme lo visto.

El vehículo azul más conocido como busetón, con capacidad de 50 pasajeros era la ruta nueva HC612 (antes era la ruta 266) que inicia su recorrido a las 4:00 de la mañana y finaliza a las 11:00 de la noche pasando por las principales vías de la capital colombiana, esta era la ruta que manejaba Michel. Recorrido que como de costumbres gastaba de dos a tres horas promedio y deteniéndose en 123 paradas, que era lo establecido.

El turno que le correspondió el 28 de diciembre del 2020 a Michael fue el de la tarde, con horario de 6:30 de la tarde, de costumbre y sin él saber que ese sería su último día manejando y siendo parte de este mundo terrenal, emprendió su viaje haciendo las paradas y pensando tal vez en que ese día seria como las anteriores jornadas de trabajo y que no habría nada de novedoso. Como periodista me hubiera gustado haberme subido a esa ruta y ver como se desenvolvía en su trabajo y como era su actitud frente al volante, pero como eso no sucedió solo me queda proyectar una imagen de como él fue en vida.

Alrededor de las 6 de la tarde ya cuando la ciudad bogotana se va preparando para recibir la noche fría y congestionada debido a que la mayoría de sus ciudadanos están llegando a sus acogedores y calurosos hogares, Michel corrió con la mala suerte de que en su camino se encontraría a Maicol Alexander Suárez Herrera un joven de 18 años quien minutos después de su primer y último encuentro le ocasionaría la muerte a sangre fría.

Michael se encontraba manejando, estaba ubicado a la derecha de la vía vehicular, esto para facilitar la llegada a las respectivas paradas, durante su transcurso por esta avenida todo pasaba con normalidad sin ningún altercado hasta que se detuvo por la luz rojo en aquel semáforo de la coruña que indicaba que era turno de que pasaran los peatones, cuando la luz verde se encendió los vehículos arrancaron para seguir su camino, en ese momento Maicol quien venía manejando una buseta de trasporte público, de color blanco con rojo y placa SUL 553 colisiona contra el SITP azul chocando el lateral de este, dañando el retrovisor y emprendiendo la huida, pudo haber sido por el miedo o por simple inercia.

Los pasajeros de Michael quedaron un poco sorprendidos con el roce entre estos dos buses, en ese momento no dejó que éste fuera otro caso más en donde la persona que genera los daños emprenda una huida, así que en ese preciso momento tomó la decisión de alcanzarlo, tomando muy fuerte su volante, y con su pie derecho oprimiendo el acelerador para tratar de pasarlo y reclamarle por el daño ocasionado. 

Michael aprovechó y se bajó de su articulado azul para revisar el daño al retrovisor, que le había generado la buseta, al darse cuenta que el daño es grave, hace que su cuerpo se eche andar hacia Maicol quien sigue dentro de la cabina de la buseta, Michael toma coraje y le dice a Alexander que le tiene que responder por el daño que le había ocasionado ya que la empresa SUMA a la que laboraba le pedía respuestas por aquel suceso, quizás se le salieron varias groserías debido a la ira e impotencia que sentía porque realmente estaba reclamando por lo justo, ubicándose en medio de la buseta de Maicol para estropear el paso y que así no pudiera escaparse otra vez.

Lo que en un momento Michael pensó se vino abajo, cuando Maicol decide de manera despiadada y fría pisar con fuerza el acelerador sin importarle por un segundo la vida de Michael. Alexander sigue frente a su volante y lo que hace es zigzaguear por más de 100 metros sobre la Avenida Villavicencio con Michael, bajo sus llantas principales. Por otro lado, está Michael sufriendo y tratando de entender lo que le está ocurriendo, quizás estaba pensando en sus tres pequeños o en cómo había llegado ahí abajo, tratando de pedir ayuda y salir de ahí sano y salvo, pero eso pensamientos cesaron en el momento que dio su último aliento, cuando Alexander estrelló la buseta contra un bolardo de aproximadamente 75 centímetros de altura, que golpeó justo el lado derecho la cabeza de Michael y terminó con su agonía y sufrimiento. Sólo le tomó a Maicol aproximadamente dos minutos para arrastrar a Michel generarle dolor y quitarle la vida.

En ese momento se le apaga el motor a Alexander, este decide encenderlo nuevamente, girando la llave que enciende el vehículo una y otra vez, pero es inútil, por lo que decide salir de la buseta, tratando de huir del lugar y reaccionando sobre el acto que había acabado de cometer, andaba un poco desorientado y no sabía en donde refugiarse, pero antes de que lograra hacerlo fue retenido por el coronel Roberto Carlos Sánchez quien en un principio pensaba que se trabaja de un joven que había realizado un robo en la zona, pero luego se aclararon un poco los hechos y fue capturado.

Michael seguí tendido en el suelo con raspones en su rostro, se podía ver un poco inflamado su rostro por la contusión, su tapabocas debajo de la barbilla con la chaqueta de su empresa y sus pies estaban con medias, debido al impacto los zapatos se zafaron, el lugar fue rodeado por la policía y al acto llegó Medicina legal para realizar el levantamiento de aquel hombre que yacía sin vida, tendido en el pavimento frío, siendo padre, hijo y esposos, se marchó de este mundo de la manera más dolorosa.

El 30 de diciembre del 2020 a Alexander se le imputan los delitos de homicidio agravado y daño en bien ajeno agravado, que no fueron aceptados por él, Francisco Barbosa fiscal general de la nación le coloca una medida de aseguramiento privativa de la libertad en un centro carcelario, adicional se reveló que Maicol no portaba con licencia para conducir ese tipo de vehículos y tampoco contaba con los documentos pertinentes del vehículo, por lo que estaba prestando un servicio pirata. A Michael un día después del suceso,en aquel cruce peatonal, se le hizo un homenaje para recordar aquel hombre que en su momento fue un soñador.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes