Foto: AFP

Investigadores de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) han creado un vodka, Atomik se llama, con centeno y agua de la zona de exclusión de Chernóbil. Se trata del primer producto de consumo que nace en este área ubicada en los alrededores de la planta nuclear.

El equipo de científicos que ha compuesto el brebaje lleva años trabajando en la zona de exclusión, estudiando cómo la tierra se ha ido recuperando desde el terrible accidente acaecido en 1986.

Banquete del Millón 2019

“No es más radioactivo que cualquier otro vodka”, asevera en un comunicado Jim Smith, uno de los investigadores que han elaborado la curiosa bebida. ”Cualquier químico te diría que cuando destilas algo las impurezas se quedan en el producto que se desecha”, añade.

“Se trata de la botella de alcohol más importante en el mundo, ya que ayudará a progresar a las comunidades que viven en la zona siniestrada y en sus alrededores”, aseguró en un comunicado el profesor Jim Smith.

Los científicos británicos, que han producido la bebida con ayuda de colegas ucranianos, explican que usaron granos de centeno “ligeramente contaminados” y agua del acuífero de Chernóbil y lo destilaron.

Después del accidente, se estableció una zona de exclusión de 30 kilómetros alrededor de la planta. La agricultura todavía está prohibida en esta área y sus alrededores, a excepción de cultivos a muy pequeña escala. ”Miles de personas aún viven en el área de reubicación forzada donde las tierras agrícolas y la inversión siguen prohibidas”, explica Smith.