Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Bacterias multirresistentes un peligro en aumento para la salud

La resistencia a los antimicrobianos pone en peligro la eficacia de la prevención y el tratamiento de una serie cada vez mayor de infecciones por virus, bacterias, hongos y parásitos.

La resistencia a los antimicrobianos (RAM) se produce cuando los microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos) sufren cambios al verse expuestos a los antimicrobianos (antibióticos, antifúngicos, antivíricos, antipalúdicos o antihelmínticos, por ejemplo). Los microorganismos resistentes a la mayoría de los antimicrobianos se conocen como ultrarresistentes.

- Patrocinado -


Como resultado, los medicamentos se vuelven ineficaces y las infecciones persisten en el organismo, lo que incrementa el riesgo de propagación a otras personas.

Están surgiendo y extendiéndose nuevos mecanismos de resistencia en todo el mundo, amenazando nuestra capacidad para tratar enfermedades infecciosas comunes, lo que resulta en enfermedades prolongadas, discapacidad y muerte.

Sin antimicrobianos efectivos para la prevención y el tratamiento de infecciones, los procedimientos médicos como el trasplante de órganos, la quimioterapia contra el cáncer, el control de la diabetes y la cirugía mayor (por ejemplo, cesáreas o reemplazos de cadera) se convierten en un riesgo muy alto.

La resistencia a los antimicrobianos aumenta el costo de la atención médica con estadías más prolongadas en los hospitales y se requieren cuidados más intensivos además que está poniendo en riesgo los logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y pone en peligro el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La resistencia a los antimicrobianos ocurre naturalmente con el tiempo, generalmente a través de cambios genéticos. Sin embargo, el mal uso y el uso excesivo de antimicrobianos está acelerando este proceso. En muchos lugares, los antibióticos se usan en exceso y mal en personas y animales, y a menudo se administran sin supervisión profesional. Los ejemplos de mal uso incluyen cuando son tomados por personas con infecciones virales como resfriados y gripe, y cuando se administran como promotores del crecimiento en animales o se usan para prevenir enfermedades en animales sanos.

Los microbios resistentes a los antimicrobianos se encuentran en personas, animales, alimentos y el medio ambiente (en el agua, el suelo y el aire). Se pueden propagar entre personas y animales, incluso a partir de alimentos de origen animal, y de persona a persona. El control deficiente de la infección, las condiciones sanitarias inadecuadas y la manipulación inadecuada de los alimentos fomentan la propagación de la resistencia a los antimicrobianos.

Aunque la RAM es un fenómeno que aparece de forma natural con el tiempo, generalmente por modificaciones genéticas de los microorganismos, como parte del proceso de adaptación de estos al medioambiente, y por la transferencia de genes de resistencia entre ellos, “sabemos que existen distintos factores que la impulsan, como el uso inadecuado que en ocasiones se hace de ellos en medicina humana, medicina veterinaria y producción de alimentos”, señala el doctor Rodolfo E. Quirós, consultor internacional de la OPS, Programa Especial de Resistencia a los Antimicrobianos, en Washington.

Lo que la gente ignora es que esta problemática “compromete la continuidad de muchos procedimientos vitales para la salud, entre ellos los trasplantes de órganos o las cirugías de alto impacto; la supervivencia de pacientes en las unidades de cuidado intensivo (UCI), los tratamientos inmunosupresores para cáncer; el manejo de enfermedades como neumonía bacteriana, tuberculosis, infección de vías urinarias, sepsis, entre otros”, explica Germán Esparza, consultor nacional de resistencia antimicrobiana y fellow de investigación del programa Sort It de la OPS/OMS.

Además, en 2020 y 2021 la pandemia por el covid incrementó seriamente el uso indebido de antibióticos, tanto por automedicación como por formulación, desconociendo que su origen es viral y no requiere antibióticos.

Fuente: OPS

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes