Isabel Cristina Restrepo es partidaria de que la danza es el lenguaje que une a las comunidades, pues argumenta, es la manera de expresarse de una manera diferente y global frente a las diversas realidades. / Foto: Bienal de Danza.

Por Hans Vargas Pardo

Qué va a presentar la Bienal de Danza 2019?

Banquete del Millón 2019

Hay que tener en cuenta que este evento se realiza desde 2013 y realiza un trabajo muy serio de indagación sobre lo que sucede en el mundo de la danza a nivel mundial y así lograr una programación de muy alta calidad. En ese sentido este año existe algo muy interesante y es voltear la mirada a lo que está pasando en el contexto regional de la danza. Es por eso que este año ha querido mirar a América Latina y por ello dentro de ese “Focus Lat” tenemos dos invitados especiales: Chile y Brasil, cada una con dos grandes compañías.

¿Cómo es la recepción de la gente frente a este evento? ¿hay que educar al caleño?

Yo no creo que haya que educarlo en relación a la danza, porque el caleño es movimiento. Si hay una sociedad en la que todos se expresan a través del lenguaje del cuerpo, es la caleña y yo creo que eso es lo que le da sentido a que la Bienal se desarrolle en esta ciudad. Cali es la ciudad de la danza y del movimiento. Es claro que la salsa es un marcador muy fuerte en la identidad del caleño, pero él se expresa moviéndose. Hay como un lenguaje del cuerpo y una sensualidad. Sin embargo, si se mira lo que ha pasado en la historia cultural de la ciudad, en Cali surge la primera compañía de ballet, como lo es Incolballet. Esa es solo una muestra de lo que se vive en la ciudad, con muchos festivales en torno a la danza.

Además del encuentro cultural y dancístico ¿Qué otras oportunidades ofrece la Bienal para la gente?

La Bienal tiene varios frentes en relación a ese tema. Debe entenderse que este es un proceso que muestra unos resultados enmarcados dentro de un evento que se realiza cada dos años. Sin embargo, durante el año en el que no hay Bienal nosotros hacemos un trabajo con las escuelas, compañías o colectivos de baile de la ciudad en los géneros de folclore, salsa y danzas urbanas. Entonces se hace un acompañamiento, a través de una agenda de talleres con diferentes expertos, para que se puedan estar en esa plataforma que permite visibilizarlos. Además, al ser un evento de carácter nacional, la Bienal entrega dos becas de creación, por 100 millones y 50 millones de pesos cada una, para que compañías de larga trayectoria y las más jóvenes, reciban recursos para cubrir dichos procesos.  

Es muy importante destacar la manera como se logra documentar y reflexionar sobre la danza; es por ellos que se entregan también dos becas de investigación, en conjunto con el Ministerio de Cultura, y el producto de dichas investigaciones se estrenarán en el marco de la Bienal.

The Roots, creation de Kader Attou, directeur du Centre Choregraphique National [CCN].

¿Cómo se eligen a los participantes de la Bienal?

Obedece a unos criterios artísticos y a un comité curatorial, que hace un proceso de selección muy serio y que busca un equilibrio entre las diferentes manifestaciones o géneros dancísticos en el mundo. Además, se realizan alianzas con universidades y con otras ciudades para que estudiantes puedan venir a Cali a participar de las clases maestras que se desarrollan con las diferentes compañías internacionales y para que asistan a todas las actividades académicas. La Bienal no es solo ver bailar a las compañías o grupos, es destacar cómo la danza y ese lenguaje del cuerpo permiten conectarse con otras manifestaciones del arte.

Ahora bien ¿cómo ve el mundo a la Bienal? ¿Cuál ha sido la conexión internacional?

Le digo una cosa: El posicionamiento de la Bienal es mucho más fuerte, incluso en el exterior que en el contexto nacional. Yo he tenido la posibilidad de estar en escenarios internacionales y tengo dos casos concretos: En Buenos Aires, Argentina, y en Tenerife, España, es impresionante ver cómo compañías de un nivel muy alto quieren venir a la Bienal de Danza. Eso responde a la rigurosidad en la programación y la selección de los participantes. Así es cómo nos ven, como una organización muy seria y de calidad.

El trabajo de la dirección artística del comité curatorial es impresionante, pues van a los encuentros, a los festivales de danza del mundo y es allí en esos escenarios en donde han recibido las intenciones de participación de las mejores compañías de danza del mundo, de Canadá, de Corea, Japón, Francia….

¿Por qué no hacer este evento anualmente?

Lo que pasa es que este es un esfuerzo gigantesco. Es costoso mantener las compañías internacionales que llegan al país, sin contar a las nacionales, las cuales se reciben en las mismas condiciones. Tanta importancia tiene una compañía francesa, como una colombiana de cualquier región del país. Entonces todo esto implica unos presupuestos importantes para la producción, en honorarios y en garantizar las condiciones técnicas de esas compañías.

Lo que nos permite en ese año no bienal realizar una serie de actividades complementarias, así no sonemos tanto, todo ese alistamiento de trabajo con las compañías locales nacionales y locales para que puedan desarrollar todos sus procesos de investigación y de formación.

¿Qué le hace falta a la Bienal de Danza?

Es un verdadero reto hacer este evento en Cali. Tenemos 39 compañías entre nacionales e internacionales que se presentan en el lapso de una semana. Además, se cuenta en la ciudad con una infraestructura muy poco adecuada para poder desarrollarlas: dos teatros que tenemos copados y un teatro que anteriormente era de cine y que no estaba pensado para las artes escénicas. Entonces todo esto implica realizar unas inversiones importantes. Por ello no es fácil hacer producción, incluso para las presentaciones en espacios públicos y que son gratuitas.

Yendo más allá ¿a dónde quiere llegar la Bienal?

La Bienal de Danza se ha proyectado a 10 años. Este programa se pensó mucho antes de salir y tiene unos orígenes importantes. Este es un evento que se planteó a cinco versiones con cuatro ejes importantes. Al finalizar esos 10 años y luego de avaluar de lo que sucederá en ese tiempo, poder decir si se continua o si lo que se debe replantear esos ejes, pero la Bienal tiene muy claro en que debe ser una plataforma que visibilice los procesos de la danza en contextos nacionales e internacionales.

Pero, ¿descentralizarían la Bienal?

Se puede revisar. Ya han existido esos planeamientos. Me refiero a que pueda tener satélites que puedan mostrar otros referentes. Eso se definirá luego de la evaluación que se haga luego de celebrar la quinta versión. En la actualidad trabajamos en red, pero no tenemos satélites.

Ficha de búsqueda
Nombre del artículo
“Cali es la ciudad de la danza y del movimiento”: Isabel Cristina Restrepo
Descripción
La también Directora de Proartes destaca la labor académica que se cumple con los grupos locales y nacionales, con el fin de que desarrollen de mejor manera sus producciones dancísticas.
Autor
UNIMINUTO Radio
UIMINUTO Radio Cali
Publisher Logo