Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Después de vacunarse o infectarse cuánto tiempo duran los anticuerpos del Covid

La duración de la cobertura de vacunación es uno de los temas más debatidos en el mundo científico. Los estudios hablan de un “escudo” de 9 a 12 meses.

Es uno de los temas en el centro del debate científico: ¿cuánto tiempo puede durar la inmunidad en las personas que dieron positivo en la prueba de Covid-19?


Hasta la fecha, todavía no es posible tener una respuesta definitiva porque, como señala el profesor Mario Clerici, catedrático de Inmunología en la Universidad Estatal de Milán y director científico de la Fundación Don Gnocchi, los datos disponibles son limitados porque se requieren períodos de observación. La cobertura de anticuerpos parece durar al menos de 9 a 12 meses.

- Patrocinado -


En cambio, los estudios realizados hasta el momento coinciden bastante en afirmar que las vacunas son un arma fiable, con una eficacia que oscila entre el 70% y el 80% en las vacunas de vectores virales (las fabricadas por Janssen y AstraZeneca) y una aún mayor, entre el 90-95%, en las vacunas de ARN mensajero más innovadoras (Pfizer y Moderna). Además, todas las vacunas disponibles pueden proteger al 97% de las formas graves de Covid-19 y este es uno de los aspectos más importantes para reducir significativamente la hospitalización y la mortalidad en personas positivas al SARS-CoV-2.

A partir de cuándo es efectiva la vacuna

El primer dato del que debemos partir es que, para las cuatro vacunas autorizadas hasta el momento en Europa (Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen a las que se podría agregar la proteína recombinante Novavax), la respuesta inducida por la primera dosis de vacuna comienza a ser efectiva a partir de los 7-10 días posteriores.


“Pero esto es inmunología básica, porque cada vez que entras en contacto con una nueva bacteria o virus tienes una respuesta a los 7-10 días”, explica Clerici.

Un estudio publicado el 27 de abril en el British Journal of Medicine (BMJ) sobre las vacunas Pfizer y AstraZeneca mostró que la efectividad total se alcanza 28 días después de la inoculación y lo mismo ocurre con Janssen.

La respuesta de anticuerpos

En cuanto a la respuesta de anticuerpos, en enero se publicaron tres artículos, en ScienceScience Immunology y Nature , que registran esta tendencia: los anticuerpos, aunque persisten durante un período de al menos seis meses, decaen con el tiempo. Sin embargo, esto no significa que el cuerpo humano, en caso de una nueva exposición posterior al virus, se encuentre desprotegido.


La memoria inmunológica se basa en mecanismos articulados y la capacidad de reactivación de las células B y los linfocitos T representa un recurso muy importante, aunque varía mucho de una persona a otra.

El objetivo de los estudios fue analizar cómo evolucionaron todos los componentes de la memoria inmunológica a lo largo del tiempo.


Los resultados mostraron que la respuesta sigue presente ocho meses después de la infección y que la predecible caída en el título de anticuerpos, ya observada en investigaciones anteriores, se compensa con el trabajo de las células de memoria que no dejan al organismo indefenso.

Mayor respuesta si los que han superado el covid están vacunados

Pero eso no es suficiente. Como explica el profesor Clerici, “los últimos datos, los publicados también en Nature hace unos días son muy positivos porque los investigadores pasaron a medir la respuesta de anticuerpos tanto en los vacunados como en los que han superado el Covid, y se mejora aún más si los curados reciben al menos una dosis de una vacuna contra el Covid”.

Comparando la vacunación homóloga y heteróloga se ha visto que existe una persistencia de los anticuerpos comparable en los vacunados y en los que han pasado el Covid.
Entonces, el primer mensaje que podemos dar en base a este estudio es: si vacunamos a los que han pasado el Covid, la respuesta a los nueve meses es mucho mayor.

Así que mejor vacunar a los que han superado el Covid porque damos un gran impulso a la vacunación.

El segundo mensaje es que la vacunación heteróloga (es decir, con dos vacunas diferentes) funciona mejor en términos de poder de persistencia. En el estudio pusieron la primera dosis de AstraZeneca y la segunda de Pfizer, las compararon y luego las compararon con la doble dosis de AstraZeneca: “bueno, la vacuna cruzada AstraZeneca y Pfizer funciona mucho mejor”.

La “memoria” de las células plasmáticas

Otra confirmación más interesante sobre la duración de la respuesta inmune después de las vacunas provino de otro estudio publicado también en Nature.

“En este caso fueron a estudiar no tanto los anticuerpos como las células plasmáticas de la médula ósea, las células de memoria que se asientan en la médula ósea y luego producen anticuerpos.

Y han visto que las células plasmáticas de la médula ósea, tanto tres meses después de la infección como nueve meses después de la infección, son persistentes, no disminuyen y su cantidad es comparable a las células plasmáticas de la médula ósea inducidas por la vacunación contra el tétanos.

Esencialmente, por lo tanto, existe una poderosa respuesta inmune a nivel de la “célula de memoria”.

¿Qué se puede concluir sobre la base de estos datos? “El mensaje es: los anticuerpos pueden disminuir, y la gente se preocupa por eso, pero los anticuerpos sólo se producen si son necesarios.

Entonces, si nueve meses después de haberme recuperado del Covid los anticuerpos son más bajos es porque no los necesito.

Sin embargo, es necesario que existan células plasmáticas que reproduzcan los anticuerpos inmediatamente después de que se produzca un segundo contacto con el virus”.

La variante delta: tercera dosis, sí o no

La cuestión de la duración de la inmunidad también es importante a la luz del avance de la variante Delta.

En Estados Unidos, algunos expertos estadounidenses proponen una tercera dosis de la vacuna de ARN mensajero para personas mayores de 65 años o con sistemas inmunológicos debilitados.

Las autoridades reguladoras de EEUU, FDA y CDC, lo consideran prematuro por ahora. Y en la misma dirección se ha pronunciado la EMA, la Agencia Europea de Medicamentos. “Por el momento, los datos sobre la utilidad y la oportunidad son un poco dudosos “, dice Massimo Galli, jefe de enfermedades infecciosas del hospital Sacco y profesor de la Universidad Estatal de Milán. “Algunos trabajos dicen que sí, una dosis más aumenta la expresión de anticuerpos, pero no mejora su calidad en los que ya se han infectado.

Aún no hay ni un ápice de datos sobre los que han recibido dos dosis y hay que decidir qué que ver con ellos”, concluye.

“Con los datos que tenemos hoy no debería ser útil salvo en casos particulares”, comparte Clerici. “En sujetos inmunosuprimidos, porque la memoria inmunológica inducida por los dos primeros debería ser suficiente. Pero es necesario ver. Quizás no sea así”.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes