Por: Tatiana Matamoros

El Procurador Fernando Carrillo informó que la suspensión de la escopeta calibre 12 del Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD se debe a que los uniformados que hacen uso de esta arma no se encuentra perfectamente capacitados.



Durantes la investigaciones realizadas por la Procuraduría se descubrió que cada capacitación para el uso de esa arma tiene una intensidad horaria de solo 41 horas, de las cuales 13 horas se destinan para adquirir la “agilidad y destreza en la utilización de armas no legales” como la escopeta calibre 12.

Sin embargo estas capacitaciones no son exclusivas para la escopeta calibre 12, sino para toda clase de armas menos letales, que hacen parte del armamento del ESMAD. En el caso puntual de esta arma solo se usa en entrenamiento cuando existe disponibilidad de munición, debido a su alto costo, tiene un déficit en la institución.

El Ministerio Público estableció en su informe que tal es esa carencia de proyectiles “que en muchas ocasiones para el desarrollo de un seminario solo proporcionan 100 cartuchos para capacitar 1.000 hombres”.

Lo que llevó a la Procuraduría a concluir que “resulta imposible que un miembro del Esmad adquiera tal destreza en el uso de la escopeta calibre 12 cargada con un cartucho de impacto dirigido en cualquiera de las capacitaciones existentes en tan limitados espacios de tiempo y menos si se tiene en cuenta que dichos ejercicios no se limitan al uso exclusivo de esa arma”.