Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Entre las cifras y la realidad de una comunidad

Altos índices de pobreza y desempleo evidencian las condiciones precarias en las que se encuentran la mayoría de los habitantes en una de las localidades del sur de la capital.

Por: Luisa Guzmán Santofimio

Datéate

A finales del año 2020, el DANE, Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, determinó, por medio de la encuesta Multidimensional que se realizó en diferentes localidades del Distrito, que, la localidad quinta de Usme, ubicada al Sur de la Ciudad, con alrededor de 30.101 habitantes, es una de las localidades con mas altos índices de pobreza extrema, analfabetismo, desempleo, bajos estratos socieconómicos, con menos acceso a servicios públicos y de salud de la ciudad, esto debido a los altos porcentajes y carencias en las que vive parte de la población encuestada.

- Patrocinado -


Según la encuesta realizada por la entidad,  Usme cuenta con alrededor de 585 hogares que  no tienen estrato, 1.863 son estrato 1 y 1.127 son estrato 2, lo que significa que la población no cuenta con estratos 3,4 o 5 y el promedio de ingresos por hogar es de 425.517 pesos colombianos, lo que implicaría que los hogares de la localidad sobreviven con menos de un salario mínimo.

“Es importante resaltar que existe un aumento en la desigualdad de los ingresos de los habitantes” menciona Mónica Castillo, profesional en finanzas y economía, haciendo alusión a los habitantes de la localidad, que, en su mayoría, trabajan en casas de familia, son campesinos, viven del rebusque, del diario o de los subsidios que les otorga el Gobierno.

La estructura y condiciones en las que se encuentra una vivienda, así como también, los materiales de los que está hecha, pueden llegar a identificar los recursos económicos con los que cuenta cierto hogar familiar. En la mayoría de los casos, las personas adaptan sus viviendas en proporción a sus limitaciones y recursos.

Otro aspecto, que también se tiene en cuenta por la entidad es, si las diferentes viviendas encuestadas tienen acceso a servicios públicos, por lo que cubren aspectos de primera necesidad contribuyendo a mejorar la calidad de vida de sus habitantes. En el caso de los hogares que se categorizan con extrema pobreza, se reconoce que su falta de adquisición, ya sea porque son inaccesibles, costosos (siendo mayores para sus recursos) o siendo estos de una calidad nefasta. 

El acceso a la educación es de un 42,6% y a la salud tan solo es de un 70,1%, por lo mismo es que en muchos de los casos, las personas que integran los diversos hogares de la comunidad no estudian, ya que, si se estudia y no se trabaja, no se come y, si se trabaja y no se estudia, se renuncia a la posibilidad de un mejor futuro.

El 7,2% cuenta con vivienda digna y servicios públicos indispensables y la participación de microempresas creadas y renovadas, según la zona, es tan solo del 1,7%. Comparado con otras localidades de la ciudad, este porcentaje evidencia, no solo la posibilidad de no acceder a un trabajo digno en la comunidad, sino que también, evidencia el 10,9% de pobreza multidimensional para la zona y el mayor índice a nivel capital.

Mi casa está hecha de objetos que voy encontrando en la calle. No pude estudiar porque las condiciones no lo permitían, aun así, intento que a mis hijos no les falte la comida ni el estudio, ellos merecen un mejor futuro y sé que es lo quieren, porque levantarse a las cuatro de la mañana para salir a recoger los desechos de las demás personas no es vida

Menciona Teresa Ortiz, recicladora habitante de la zona.

Datéate intentó comunicarse con la Alcaldía Local de Usme, para hablar sobre la situación económica de la comunidad y lo que se estaba haciendo para mejorarlas, pero no se obtuvo respuesta alguna por parte de la administración local.

La alcaldía Local de Usme, encabezada por la alcaldesa, Mabel Andrea Toledo Sua, cuenta con un presupuesto anual, según el Decreto Local No. 12 del año 2019 de un monto de alrededor de $66.673.044.000 que, se supone, irían destinados a los gastos e ingresos de proyectos y programas  avalados que se encuentren en la localidad. Además de suplir aquellas necesidades y prioridades que ayuden al avance y desarrollo de las diferentes personas que la componen.

Castillo resalta que, para poder mejorar las condiciones en las que se encuentra la población se debe tener en cuenta las prioridades de la localidad, puesto a que se ha observado que las inversiones se han enfocado en temas culturales, los cuales no resuelven las problemáticas de fondo.

Deben abrir oportunidades según el tipo de población a la que se dirige. Es decir, si las empresas dirigen su funcionamiento a la localidad de Usme, lo que se espera es que las vacantes estén repartidas entre obreros, trabajadores con formación técnica y tecnológica que es la formación que en su mayoría representa la población. Estas son las principales fuentes de empleo en el territorio y, permitirían desglosar procesos importantes que conectan con la mega industria y, a su vez, esto se traduce en un beneficio para todo el mercado laboral debido a que aportan productividad, innovación, capacitación, fuentes de riqueza, entre otras

Afirma Castillo

La pregunta es, si realmente el presupuesto anual que se le otorga a la alcaldía, cubre los gastos de una población en condiciones extremas y de abandono como las anteriormente mencionadas, y, si la administración local estaría haciendo un buen trabajo en pro de una comunidad que tanto ha dedicado su vida y trabajo por abastecer al Distrito Capital de alimentos.

Lo cual debería implicar, una mayor atención, no solo de la alcaldía local, sino también, de la alcaldía Distrital. Aun así, la Localidad quinta de Usme sigue siendo un territorio de cultura, patrimonio humano, diversidad, y con una comunidad llena de talento y sueños por cumplir.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes