Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Fracking, entre el desarrollo económico del país y el cuidado al medio ambiente

El Fracking o fracturación hidráulica, es una técnica para aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo, a través de largas tuberías y de la inyección de altas cantidades de agua a presión, arena y químicos para fracturar la roca, lo que permite la salida hacia la superficie del gas y el petróleo.

Por: Maria Fernanda Castillo

Datéate

Esta práctica es un tema de discusión para el país, si se tiene en cuenta que el petróleo es la materia prima para la producción de productos como combustibles, asfaltos, plásticos, acrílicos, entre otros.

- Patrocinado -

Los defensores del medio ambiente, señalan que el tema de yacimientos no convencionales, trae consigo consecuencias devastadoras para los ecosistemas, la contaminación del aire, del agua y de la vida de las poblaciones que habitan en los territorios explorados.

Actualidad del Fracking en Colombia

En Colombia se contempla la firma de cuatro planes piloto de Fracking para este 2021, como proyectos de investigación para conocer la viabilidad de implementar la extracción de hidrocarburos no convencionales. Tres de los proyectos se llevarán a cabo en la cuenca del Valle Medio del Magdalena, y el cuarto será en la cuenca Cesar Ranchería.

 “Kalé”, el primer plan piloto, tendrá lugar de exploración en Puerto Wilches, Santander, que está a cargo de Ecopetrol, luego de la firma del primer contrato con la Agencia Nacional de Hidrocarburos el pasado 24 de diciembre de 2020. Según la ANH, la petrolera colombiana en su propuesta presentó una inversión de 76,7 millones de dólares.

Ecopetrol informó a través de su portal web, que el proyecto a su cargo será monitoreado rigurosamente y estará regido por el marco normativo expedido para los Proyectos Piloto de Investigación Integral (PPI):

El monitoreo comenzará a ejecutarse desde el momento en que inicie el levantamiento de las líneas base para el Estudio de Impacto Ambiental y continuará durante la fase de ejecución del piloto y posterior a su terminación. Todo ello con el propósito de hacer un adecuado seguimiento y análisis al desempeño ambiental del proyecto

Señala el comunicado de la estatal petrolera

El segundo proyecto de investigación “Plan Platero” fue adjudicado a ExxonMobil, petrolera estadounidense que cuenta con 135 años de historia con gran experiencia en yacimientos no convencionales en diferentes países del mundo. Según la ANH, ExxonMobil fue la única empresa que presentó su propuesta en las fechas establecidas por esta agencia para la segunda ronda.

ExxonMobil realizará una inversión de 53 millones de dólares en el PPI de la cuenca del Valle del Magdalena Medio, y en su propuesta prometió que el 0,5 % del total de las inversiones será destinado para proyectos comunitarios y el 7 % para adquirir bienes y servicios locales.

Así está la situación actual de Colombia en procesos de yacimientos no convencionales o Fracking. Aún se espera la adjudicación de los otros dos planes piloto. Con los resultados se tiene la expectativa de identificar los efectos que se producirían en términos ambientales, sociales y de salud en Colombia.

Sin embargo, este no es un panorama alentador para muchos ambientalistas, que aseguran que el Fracking es una práctica que acarrea consecuencias irreparables para el medio ambiente y las comunidades que se encuentran en dichos territorios a intervenir.

Con el piloto se generan unas consecuencias ambientales gravísimas, porque pone en práctica la metodología del Fracking, además de todo lo que implica pasar maquinaria pesada por el territorio vegetal, más la contaminación del agua y del aire. Sea un piloto o no, las consecuencias quedarán para siempre

Afirma Daniela Buitrago, socióloga y activista ambiental

Hasta la ONU ha dado su opinión sobre el Fracking en el país, pidiendo que Colombia se aleje de esta práctica para la extracción de Hidrocarburos: “el relator de Medio Ambiente y Derechos Humanos de la ONU, David Boid, pidió que Colombia se aparte de la implementación de los proyectos de fracking, pues son nocivos para el medio ambiente y reducen la posibilidad de un desarrollo sostenible para las regiones afectadas”, según declaraciones a medios.

El Gobierno Nacional y la ANH enfatizan que los pilotos de Fracking, son proyectos de investigación que llevarán a cabo las petroleras bajo una normatividad ya establecida, y que los resultados permitirán ver las consecuencias negativas que pueden traer los yacimientos no convencionales y así determinar su viabilidad.

Tomada de Internet

¿Qué efectos negativos trae la práctica del Fracking?

Según Daniela Buitrago, cuando se hace el proceso de fractura con agua a presión cargada de arena y de químicos, esa agua va cargada con entre 12 a 15 aditivos, lo que quiere decir que tiene entre 600 y 800 productos químicos, que provocan la contaminación en fuentes de agua subterránea y superficial. Producen enfermedades como asma, producto de los gases que salen de esos pozos; aparte, cuando se extrae el petróleo por la fracturación hidráulica, se arrastran productos químicos que están al interior de la tierra, algo terrible, porque arrastran metales pesados como cromo, mercurio, vanadio, altamente peligrosos y que pueden atraer elementos radioactivos.

Al respecto se han hecho estudios en países como Estados Unidos, que han demostrado que la práctica del Fracking no es una opción viable para el medio ambiente y la salud de las personas ¿Por qué se sigue avanzando hacia esta metodología de extracción? 

Se considera que los yacimientos no convencionales incrementarían la producción de petróleo seis veces más que con la práctica convencional, esto significa un aumento en los recursos económicos, situación que generaría mayor oferta y demanda, que favorecería la economía colombiana respecto al recaudo de los impuestos por concepto de producción, consumo y exportaciones.

Pero, ¿Cuánto es el aporte del sector minero energético al PIB en Colombia?

Señala Daniela Buitrago: En 2019 tuve la oportunidad de participar en la Mesa Ambiental del Congreso de la República, cuando el Plan Nacional de Desarrollo estaba siendo discutido. Hubo una discusión en torno a un dato muy interesante, el sector minero energético solo ha aportado al PIB el 5,35%.

Otro punto en discusión es el desarrollo de un territorio, una ventaja del fracking, según las propuestas presentadas por las petroleras adjudicatarias de los planes piloto en Colombia, que las obliga a destinar un porcentaje de sus inversiones en el territorio y el comercio local.

¿La práctica del Fracking permite el desarrollo social de un territorio?

Para Buitrago: En algunos territorios las personas manifiestan que las empresas han pavimentado vías, han construido colegios y les han dado trabajo a muchas personas, pero más allá de eso, que haya algo estructural que esté mejorando las condiciones de vida de las personas, pues no. Por el contrario, hay una mayor oposición de la misma población en contra de estas empresas, porque son más los costos ambientales, en salud y sociales, porque rompen los vínculos que muchas personas establecen con su territorio.

Por un lado, el gasto de agua implica un alto consumo, porque el método está determinado por el uso de agua a presión, y allí hay un gasto excesivo. El desplazamiento de infraestructura y maquinaria para llevar a cabo el Fracking, trae deforestación, el deterioro de capas vegetales, y un montón de consecuencias, negativas todas.

Que este no sea otro caso de una gran tragedia anunciada, pues hasta el día de hoy, el sector minero-energético no ha sacado a Colombia de su profunda desigualdad y de su crisis climática.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes