Los comerciantes de Gualanday en el municipio de Coello, presentan inconformidad por las obras que adelanta por parte de la concesionaria San Rafael que está en la construcción del último viaducto.

Son un promedio de 150 familias que su economía depende de los negocios que están instalados sobre la carretera, pero desde que se desarrollan las obras hace tres años las ventas han decaído en un 80%, los vehículos que se desplazan hacia la capital del país se movilizan por otras rutas lo que los tiene sumidos en una profunda crisis económica.

gualan