Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

¿La falda como pretexto para el acoso?

Como mujer, tengo miedo. Usar falda no debería ser sinónimo de violación ni una justificación de actos violentos en contra de la mujer. Ponernos falda, vestirnos como queramos y sentirnos libres sin miedo a que algo nos pase, son nuestros derechos

Por: Luisa Fernanda Bejarano

Datéate

Diariamente muchas mujeres son acosadas por el hecho de llevar una falda o un escote, me incluyo entre ellas. ¡Tenemos miedo! No podemos salir como deseamos por temor a que nos pase algo, a que nos acosen en las calles o a que nos escupan comentarios soeces y asquerosos.

- Patrocinado -


Todas las mujeres deberíamos ser libres para usar la ropa que queramos, para salir a las calles sin sentirnos incomodadas, para hacer lo que anhelamos con nuestro cuerpo sin sentir que somos unas provocadoras.

Discriminar a una mujer por su forma de vestir o pensar son clichés. Ya deberían pasar de moda tantos estereotipos, e implementar como moda salir de forma libre, con la falda más corta en el armario.

El acoso es violencia, muchas veces dejamos pasar por alto este tipo de vulneración, lo hemos normalizado que nos acostumbramos a dejar de hacer ciertas cosas, como usar algunas prendas de vestir para que no nos agredan en lugares públicos. Incluso en nuestros hogares existe la normalización de esta violencia sexual, por ejemplo, cuando hacen comentarios como “por salir así es que les pasa lo que les pasa”, “por usar eso es que las violan”, “esa ropa provoca a los hombres, no salga así”. Es abrumador justificar al agresor, minimizar a la víctima y hacerla sentir culpable por el hecho de estar en una sociedad hegemónica patriarcal.

La opresión en contra de la mujer y a su forma de vestirse son hechos. Nadie se está inventando acosos hacia la mujer para desvalorizar o juzgar al hombre macho todo poderoso.

Según El Senado de la República, “en esta época de pandemia se han presentado en el país 10.056 casos de abusos contra niñas, 3.028 contra adolescentes y 3.296 contra menores entre los 6 a los 11 años de edad y recalcó que los números pueden ser mayores, ya que las víctimas no se atreven a denunciar porque los abusadores son miembros de su propia familia”. Vea el informe aquí.

Indignación siento cada vez que una de nosotras es atacada y ofendida. Es la impotencia de no poder hacer algo al respecto en muchas ocasiones. Miles de mujeres diariamente sufren por razones injustificadas, y aunque quieran hacernos creer que “siempre o casi siempre” es nuestra culpa, no es así. Vivimos en un patriarcado donde el enemigo está en nuestra propia casa, tal vez durmiendo a nuestro lado.

Hay líneas de emergencia que se puede consultar en caso de algún hecho de violencia de género contra la mujer, como la Línea Púrpura Distrital 018000112137, “mujeres que escuchan mujeres”. No estamos solas y no hay ninguna razón para justificar al agresor, no es posible excusar cualquier tipo de violencia o ataque, porque ni siquiera si tienes la falda más corta te pueden tocar e irrespetar. Quedarse callada no es una opción.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes