El edificio donde funcionará el CDCV /,fue donado por la Gobernación del Valle y cuenta con una ubicación estratégica la cual será aprovechada para que el proyecto se integre, en un futuro, con el Corredor Verde de la ciudad. /Foto Santiago Ocampo Naranjo.

Por Santiago Ocampo Naranjo

“Es un sitio maravilloso que permite la creación, la investigación y las diferentes manifestaciones alrededor de la danza caleña y nacional. Para todos los que trabajamos en danza en Cali es un lugar para reunirnos, para fortalecer el desarrollo de esta disciplina en Cali.”



Con una solemne y cultural puesta en escena, la cual estuvo a cargo de 160 bailarines quienes mostraron la diversidad de ritmos y danzas desarrollados en la ciudad de Cali, la Gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro y la Ministra de Cultura, Carmen Inés Vázquez inauguraron lo que hoy es “La Licorera” el primer Centro de Danza y Coreografía del Valle (CDCV) y el más importante de Latinoamérica.

El edificio donde a partir de hoy funcionará el CDCV fue donado por la Gobernación del Valle y cuenta con una ubicación estratégica la cual será aprovechada para que el proyecto se integre, en un futuro, con el Corredor Verde de la ciudad. El espacio donado cuenta con 38 mil metros cuadrados y 8 edificios que son patrimonio de la ciudad pues ahí funcionaban lo que un día fueron las bodegas de la Industria de Licores del Valle.

El Centro recibe a propios y visitantes con su inmensidad y con un mensaje que reza: “Cultura: la esencia de un país que se transforma desde los territorios”. Y es que desde la portería se respira un aire cultural, diverso incluyente que invita a vivir la danza, la música y el arte con propiedad, amor y como esperanza de transformación social. Las presentaciones y clases abiertas al público dadas por algunos de los colectivos participantes del evento de inauguración permitieron ver, una vez más, el porque Cali es un referente mundial en cultural y baile.

Para George Ríos, Director de la agrupación de baile moderno Generación de Ragga, el espacio “aporta mucho a la ciudad porque es un espacio para que todos los bailarines que estamos activos en Cali, sigamos componiendo, sigamos creando y dando ese aporte importante a la cultura.” Ríos, además, enfatizó en que espera que el espacio no se convierta en un recito exclusivo para algunas agrupaciones. El Director de Generación del Ragga invitó a la comunidad para tener en cuenta que “la danza une corazones” y que “la danza urbana también existe, estamos y siempre ha existido”.

“La Licorera” se desarrolla entre la cultura y la creatividad y permite poner al país y en espacial a Cali como un referente en centros coreográficos que funcionan en espacios urbanos recuperados. Jorge Alberto Giraldo, arquitecto y director del proyecto CDCV, destacó que el centro coreográfico se realizó en este sitio por la tendencia mundial a realizar este tipo de escenarios en estructuras antiguas rehabilitadas, “hicimos unas investigación arquitectónica de cómo recuperar un espacio patrimonial para volverlo danza”. Giraldo, además, recalcó el excelente recibimiento que tuvo por parte de la comunidad internacional y el gran potencial que tiene el lugar para desarrollo de las danzas en Colombia.

Juan Paulo López, director artístico de la Bienal de Danza de Cali, hizo hincapié en que la mayor diferencia entre otros centros de danza y “La Licorera” es su ubicación, “se diferencia en que está en Cali, y esa gran diferencia es la alegría, la idiosincrasia, es el vínculo cercano con el pacífico, es el tema que tiene que ver con las herencias negras con las herencias indígenas, entonces eso que hay aquí no lo hay en otra parte en el mund

La gobernadora del Valle del Cauca destacó el compromiso que hay con el sector cultural del departamento y el arduo trabajo de distintos actores que permitieron la construcción Centro de Danza y Coreografía. Recalcó, además, el potencial del sector cultural del Valle, algo que permitirá la integración y el desarrollo de los distintos ritmos presentes en el territorio. Por su parte, la ministra de cultura puntualizó en que además de tener un centro en el que se impulsará la creatividad y el talento vallecaucano, se contará con el primer museo afro del país.

Desde ya se espera el primer encuentro iberoamericano de políticas de danza, el cual se llevará a cabo el próximo año y del cual Colombia será sede; esto permitirá que CDCV “La Licorera” se posesione en las agencias internacionales de la danza.