Imagen tomada de: https://www.mapainteractivo.net/

Por: Daniel V. Rojas Chia

Durante las diferentes alcaldías de los últimos 20 años los problemas de la capital solo se han resignificado, pero nunca han dejado de ser, creando una constante sobre las problemáticas de la ciudad y la percepción de la ciudadanía.

Feliz Navidad y venturoso 2020 les desea UNIMINUTO Radio

Las campañas electorales siempre sostienen diferentes soluciones frente a estas problemáticas, sin embargo, toda su construcción política, en ocasiones, sugiere el regreso de favores en campaña distribuyendo puestos en las nuevas alcaldías sin conseguir los desempeños deseados. 

Ahora, la capital del país que tiene fama de progresista en frente de las otras capitales, reafirmó esa condición eligiendo a una mujer como su nueva alcaldesa. A diferencia de otras ciudades capitales de Colombia, Bogotá sostiene diferentes retos por su diversidad y densidad de población, de allí, los problemas son mayores con enfoques distintos acompañados de las personas que vienen de cualquier lugar del país a la capital buscando mejores oportunidades.

Metro de Bogotá

La nueva alcaldesa, desde sus propuestas de campaña, aclaró a sus votantes los planes de acción frente a la mega obra del Metro, decisión que genera polémica en frente de otros partidos sobre la construcción subterránea o aérea de lo que va a ser la obra más importante de la historia del país. Parece que va a tener que manejar una oposición que no se veía en el mapa político electoral.

La Colombia Humana que lidera el senador Gustavo Petro ya declaró un frente de oposición a la nueva mandataria ya que no estuvo de acuerdo con la planeación que promulgaba su partido sobre la construcción del metro subterráneo para Bogotá.

La misión del segundo puesto político más importante del país es netamente administrativa, pero con los problemas de corrupción y los constantes escándalos de parte de todas las carteras que han pasado por el palacio de Líbano, su visibilidad política resalta la condición de mandataria más allá de una función netamente administrativa.

Bogotá, en frente de las anteriores administraciones, tiene que seguir intentando combatir un viejo y conocido enemigo como la inseguridad, la falta de calidad en su estructura vial y el tráfico capitalino que ya, gracias a su pésima reputación, es un símbolo negativo para todo el resto del país.

Con Claudia López se eligió la no construcción de troncales de Transmilenio, en cambio se hará una red de metros que promete estructurar en sus cuatro años de gobierno. Es por ello que la alcaldesa electa, aunque prometió construir sobre lo construido, tiene el reto administrativo de no perder los recursos de parte del Estado para lo que es el mayor presupuesto que ha tenido la capital en toda su historia.

Otros retos

La nueva alcaldesa tiene que reconfigurar los alcances de la fuerza pública y asumir de manera diferente la violencia y la inseguridad capitalina, ya que los procedimientos de las últimas administraciones no tuvieron mayores resultados en solo aumentar el pie de fuerza.

Además de los numerosos retos políticos que exige un puesto tan importante en el país como es la Alcaldía de Bogotá, es primordial reinterpretar y aceptar la labor social dentro de una ciudad tan desigual, que no solo se trata de construir un sistema de transporte eficiente que conecte el sur con el norte y que además ayude a que una persona no pierda 4 horas de su vida en trayectos sino 2, se trata de otorgar calidad de vida a todos sus habitantes para que no se convierte en un constante sobrevivir. 

La educación fue clave en todas las propuestas de los candidatos y Claudia no fue la excepción ya que la educación superior gratuita es una bandera importante en la entrante cartera.

Existen dudas por parte de la estructura tradicional sobre el manejo político de la capital, haciendo que su condición de mujer en un puesto importante sea algo que tenga que nombrase o, lo que es aún más preocupante, que su orientación sexual sobre personas del mismo sexo sea motivo de controversia o noticia.

Lo que sí necesita la ciudad es definir soluciones con alcances reales respecto al desarrollo propuesto por la nueva alcaldesa, el cumplimiento de los tiempos en las obras, consolidar políticas sociales, no permitir la pérdida de recursos para todos los planes de modernización, proponer soluciones sobre la población venezolana, redefinir la seguridad y, definitivamente, no permitir que su mandato se convierta en una contienda política ni de género en todo este andamiaje político tradicional que enfoca esfuerzos, en ocasiones, en temas que no promueven el accionar que necesita la ciudad para cumplir con todo su plan de desarrollo.

La ciudad necesita un proceso administrativo eficiente, inteligente y versátil en todos los frentes donde se encuentra en crisis. No dejar que los aspectos políticos ganen protagonismo para no repetir errores de administraciones anteriores en que el mandatario de turno dedicó su tiempo y su esfuerzo en defender su nombre y no en administrar y definir los esfuerzos de la ciudad.   

Ficha de búsqueda
Los retos de la capital en su nueva administración
Nombre del artículo
Los retos de la capital en su nueva administración
Descripción
Desde Datéate analizamos los retos de la nueva alcaldesa de Bogotá.
Autor
UNIMINUTO Radio
Datéate web
Publisher Logo