Rusia abrirá un centro de mantenimiento de helicópteros militares en Venezuela

“Prácticamente todos los equipos necesarios han sido suministrados al país. Nuestros expertos están allí y los equipos están siendo ensamblados y entrando en servicio. Esperamos que el trabajo [de construcción del centro] esté finalizado este año”, informó el consejero delegado de la empresa Russian Helicopters, Igor Chéchikov a la agencia rusa Interfax.

Venezuela es el mayor comprador de armas rusas en América Latina y ha recibido de su socio en el pasado tanques T-72B1, cazas multifuncionales Su-30MK2, helicópteros militares Mil en las versiones Mi-17, Mi-26 y Mi-35, además de sistemas de misiles y de defensa antiaérea.

Según la agencia oficial RIA Nóvosti, sólo en los últimos diez años Venezuela ha recibido 50 helicópteros de la familia Mil de parte de Rusia. Algunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano son los cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, lanzadores portátiles Igla-S y tanques T-72.

El ejército venezolano, que opera 10 helicópteros de ataque Mi-35 y los de carga Mi-17 (21) y Mi-26 (3). Mientras que tanto la fuerza aérea como la marina cuentan también con seis Mi-17 cada una.

En el caso del Mi-35, se trata de una variante de exportación del famoso helicóptero de ataque Mil Mi-24, conocido en la OTAN por el nombre “Hind”. Este “tanque volador” o “cocodrilo”, como lo llaman los rusos, entró en servicio en 1972 en la Unión Soviética y puede llevar un amplio arsenal de cañones, ametralladoras, cohetes, bombas y misiles. Puede, además, transportar ocho soldados equipados o cuatro camillas sin perder su capacidad ofensiva.

Russian Helicopters define al Mil-35 actualmente operado por Venezuela como “un helicóptero multipropósito de transporte militar, destinado a la ejecución de misiones de combate de día y noche, y en condiciones meteorológicas adversas”.Se trata de la versión Mil Mi-35M2 “Caribe”, de la que Venezuela tendría unas 10 unidades, de acuerdo al anuario World Air Forces 2018 de la consultora FlightGlobal.

El helicóptero ruso con mayor presencia en las Fuerzas Armadas de Venezuela es, sin embargo, el Mil Mi-17, una aeronave militar de carga cuya primera versión, el Mi-8, entró en servicio en 1978.

“Los helicópteros del tipo Mi-8/17 son uno de los diseños más acertados de la escuela rusa de construcción de helicópteros”, señala Russian Helicopteros, agregando que su fabricación tiene lugar en las plantas de Ulán-Udé y en  Kazán, y que en 2014 llegó a las 12.000 unidades.

El ejército venezolano opera 21 Mi-17, mientras que la fuerza aérea y la marina mantienen seis cada una, para un total de 33 aparatos, de acuerdo a FlightGlobal.

Además, el ejército emplea tres helicópteros Mil Mi-26 de carga pesada. Se trata de un gigante introducido en 1983 que posee la capacidad de transportar hasta 20 toneladas de carga y es la aeronave más grande de su tipo y fabricada en serie en el mundo.